Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caja Rural de Orihuela destituye a su director tras una inspección del Banco de España

El órgano de gobierno de la entidad, presidido por Nicanor Bascuñana, también ha destituido a al menos cuatro directivos de la caja, que tiene su sede social en Orihuela y dispone de una red de de más de 50 oficinas en la comarca de La Vega Baja, Alicante y Murcia.

La 'mala gestión' que se atribuye al ex director general se detectó tras el reciente cambio informático de la entidad, que se integró con el sistema Toga en el teleproceso centralizado en Madrid, según fuentes conocedoras del caso.

Estas fuentes sostienen que las pérdidas del ejercicio anterior responden a que varias operaciones fallidas han pasado al pasivo de la caja y se han 'comido las reservas', entre otras cosas, porque la auditoría interna de la entidad no funcionaba correctamente. La mala gestión de la caja obligó a sus responsables a dotar 1.900 millones de pesetas para insolvencias y amortización en el año 2000, frente a los 196 millones que se designaron en 1999.

El consejo rector ha designado a Manuel Ruiz como responsable de la línea ejecutiva de la entidad. La llegada del nuevo director general ha permitido a la caja obtener unos buenos resultados durante el mes de enero.

El Banco de España analizará un plan de viabilidad diseñado por la caja oriolana para garantizar su continuidad sin necesidad de intervenirla. Nicanor Bascuñana y el nuevo director general se encontraban ayer en Madrid realizando gestiones para sacar a flote la entidad.

Los resultados de la Caja Rural Central correspondientes al año 2000 arrojan saldos negativos en todos sus parámetros. El margen de intermediación cayó un 2,26%, el ordinario bajó un 1,84% y el de explotación decreció un 16,6%. Según la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito, la caja de ahorros acumuló en 2000 unas pérdidas de 852 millones de pesetas.

Fundada en 1919, La Caja Rural Central dispone de una obra social muy activa y prestigiosa en Orihuela, sobre todo en los ámbitos cultural y deportivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 2001

Más información

  • La entidad intenta evitar la intervención