Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

La candidatura de Mayor arranca con una oferta de pacto al PSOE

Mayor será designado mañana candidato a 'lehendakari' y se anunciará el nombre de su sustituto

La precampaña de las elecciones en el País Vasco del próximo 13 de mayo ha empezado con fuerza. El PP lanzó ayer su primer mensaje en la reunión de Nuevas Generaciones en Bilbao, donde su secretario general, Javier Arenas, ofreció un pacto de Gobierno al Partido Socialista del Euskadi (PSE) para después de los comicios. El secretario general del PSE, Nicolás Redondo Terreros, indicó que no hay que demonizar un posible pacto con la derecha. La ejecutiva del PNV, por su parte, propuso ayer a su asamblea nacional a Juan José Ibarretxe como candidato otra vez a lehendakari, mientras la policía autonómica vasca implicaba a Íñigo Guridi, presunto miembro del comando Donosti, en el asesinato de José Luis López de Lacalle.

El PP entró con fuerza en la precampaña de las elecciones vascas. Su secretario general, Javier Arenas, aprovechó ayer en Bilbao una reunión de la Comisión Ejecutiva de las Nuevas Generaciones para ofrecer un pacto de Gobierno al Partido Socialista de Euskadi (PSE) tras las elecciones del 13 de mayo. Momentos después anunciaba que el ministro del Interior, Jaime Mayor, será designado mañana candidato a lehendakari por el Comité Electoral del PP vasco. Al día siguiente, martes, su designación será ratificada por los órganos directivos nacionales del partido y ese mismo día La Moncloa anunciará el nuevo ministro del Interior que sustituirá a Mayor.

Arenas avanzó algunas claves de la estrategia del PP para la campaña electoral. Situó las elecciones como la 'oportunidad histórica' de cambio que termine con el 'frentismo nacionalista'. Tras manifestar con claridad su apuesta por un pacto poselectoral con el PSE, adelantó que en la campaña ambos partidos mantendrán estrategias autónomas, aunque 'se percibirá que defienden valores comunes trascendentales como la libertad y la pluralidad' en Euskadi, en alusión al pacto antiterrorista.

Arenas también apuntó las bases del programa de Gobierno del PP vasco, abierto al PSE, cuyo objetivo fundamental será 'derrotar a ETA y su entorno con las armas del Estado de derecho'. Hizo incluso del matiz de la 'derrota' una diferencia con el PNV. 'Unos quieren que ETA desaparezca a cualquier precio y otros queremos su derrota'. La coordinación de las policías y el cambio educativo, cultural y en el comportamiento de los medios de comunicación públicos son las líneas generales del programa avanzado ayer por Arenas.

También anticipó que el ejemplo del cambio en Álava, cuya Diputación gobierna el PP con el apoyo del PSE desde las elecciones municipales y forales de 1999, será uno de los lemas de la campaña. 'De nuestra actuación en Álava no se ha recibido ninguna queja'.

Aclaró que la apuesta del PP por un pacto limitado con el PSE es la consecuencia de que la dirección del PNV no haya rectificado su estrategia del Pacto de Lizarra 'ni tiene intención de hacerlo', pese a la campaña de asesinatos de ETA tras la ruptura de la tregua. La ratificación de Juan José Ibarretxe como candidato a lehendakari por el PNV, ayer mismo, le dió la oportunidad de calificarlo como 'el candidato que se identifica con la etapa más negra del PNV' y 'la expresión física del fracaso' de ese partido.

Mayor apareció por la tarde en el Palacio Euskalduna de Bilbao, donde fue recibido por los jóvenes militantes del PP con una gran ovación. Arenas había dicho momentos antes que su disposición a aceptar la candidatura a lehendakari era un 'modelo de comportamiento ético excepcional'. El aún ministro del Interior estuvo discreto al no haberse formalizado aún su candidatura.

Mayor Oreja ofreció una conferencia de prensa en la que reiteró la conveniencia de un Gobierno PP-PSOE en Euskadi tras las elecciones y vaticinó que la UE será el 'instrumento definitivo' para acabar con ETA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de febrero de 2001