Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

Redondo apuesta por un Ejecutivo dedicado plenamente a combatir el terror

Nicolás Redondo Terreros, secretario general de los socialistas vascos y candidato a lehendakari, declaró ayer a la Cadena Ser que veía como viables posibles alianzas PSOE-PP o PSOE-PNV tras las elecciones vascas del 13 de mayo. La razón, afirmó, es que los socialistas van 'a defender un Gobierno firme pero también dialogante que dedique todas sus fuerzas a combatir a ETA'.

Sobre este posible pacto de gobierno, Redondo declaró que no hay que demonizar la idea de pactar con la derecha porque por encima de las siglas están los ciudadanos vascos que quieren vivir en paz y libertad, pero declaró que no le gustan las condiciones previas y que todo esto es mejor tratarlo pasados los comicios vascos.

El candidato socialista a lehendakari, mostró sin embargo su escepticismo sobre la posibilidad de acordar un Gobierno de concentración que integrase a PP, PSOE y PNV, debido a las malas relaciones que mantienen hoy por hoy nacionalistas y populares y que, afirmó, 'no dan ninguna esperanza en ese sentido'.

Por su parte, Jóse Bono, presidente de Castilla-La Mancha, volvió ayer a apostar por la formación de un ejecutivo de coalición entre el PP y el PSE en el País Vasco tras las elecciones y afirmó que no es 'ni mucho menos disparatado' barajar esta fórmula de gobierno. Además, Bono declaró que no sólo ve 'probable', sino 'posible' un gabinete vasco presidido por el candidato del PSE-EE, Nicolás Redondo Terreros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de febrero de 2001