El Supremo replica a Piqué que tramitó bien el suplicatorio contra Berlusconi

Madrid / Bruselas - 21 feb 2001 - 23:00 UTC

El presidente del Tribunal Supremo, Javier Delgado Barrio, tramitó correctamente y de acuerdo con el dictamen del teniente fiscal del Tribunal Supremo, José María Luzón, el suplicatorio solicitado por el juez Baltasar Garzón para poder proceder contra el eurodiputado italiano Silvio Berlusconi, dijeron ayer fuentes del Tribunal Supremo.

Dichas fuentes salieron así al paso de unas declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, que el pasado martes dijo que el Supremo se equivocó al tramitar el suplicatorio de Berlusconi directamente ante el Parlamento Europeo y no a través de los Ministerios de Justicia y de Asuntos Exteriores.

La Presidencia del Tribunal Supremo defiende que actuó correctamente, ya que considera derogado por la Constitución de 1978 el artículo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que establece que los suplicatorios deben tramitarse a través del Ministerio de Justicia. Según el Supremo, la Constitución eliminó esta disposición al proclamar la independencia del Poder Judicial.

Este criterio, seguido desde hace más de 20 años, explica que cuando el presidente del Supremo cursa un suplicatorio en España, se dirija directamente a la Cámara a la que pertenezca el aforado.

En el caso de Berlusconi, según las mismas fuentes, el juez Baltasar Garzón, que insta el suplicatorio, es un juez español, pero también comunitario. Como el Parlamento Europeo es una institución comunitaria, el presidente del Tribunal Supremo no necesita hacerlo a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, como correspondería en el caso de dirigirse a otro país.

Por su parte, la presidenta del Parlamento Europeo, Nicole Fontaine, señaló ayer en un comunicado que no tramitará el suplicatorio de Garzón contra Berlusconi hasta que el Gobierno español aclare quién es la 'autoridad competente' en el caso.

Fontaine insiste en que la representación del Estado español ante la Eurocámara (Reper) aún no ha confirmado la competencia del Supremo en la materia y añade que las declaraciones de Piqué ponen de manifiesto que el problema 'es real y no está resuelto'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de febrero de 2001.

Lo más visto en...

Top 50