Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón someterá hoy a careo al gal Labade con cuatro ex policías

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón tomó declaración ayer a los ex policías José Amedo, Michel Domínguez, Miguel Planchuelo y Francisco Álvarez en relación con el atentado que costó la vida al presunto etarra Juan José Pérez Arenaza el 23 de marzo de 1984.Garzón ha citado nuevamente para hoy a los cuatro ex policías para carearlos con el miembro de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) Jean Philippe Labade.

La declaración de los ex policías fue acordada después de que el antiguo mercenario de los GAL les relacionara con el asesinato de Pérez de Arenaza. Labade está preso en España y pendiente de ser entregado a Francia, una vez que su extradición fue acordada el pasado 29 de diciembre por el Consejo de Ministros.

Antes de su entrega a Francia, donde está condenado a cadena perpetua, Labade pidió a Garzón declarar ante él en relación con antiguos atentados atribuidos a los GAL. El antiguo mercenario compareció ante Garzón el 31 de enero y el 2 de febrero, 'con la plausible intención', según el fiscal, 'de retrasar en lo posible su entrega'. A consecuencia de sus declaraciones, Garzón declaró el secreto del sumario y citó a declarar a los incriminados.

Amedo y Domínguez, según su defensor, Jorge Manrique, han cubierto ya técnicamente el tiempo máximo de cumplimiento de condena en el caso Amedo por lo que cualquier condena posterior por delitos relacionados con los GAL sería refundida con la primera. El letrado hizo hincapié en que el sumario por el que declararon ayer como imputados, el 6/92, se desglosó en su día de la causa matriz de los GAL, por lo que no tiene sentido su citación, dado que 'ya han cumplido y no pueden seguir siendo mártires de esa situación'.

Michel Domínguez reconoció que en una ocasión trasladó a Labade desde Andorra a Portugal, a pesar de que había oído que estaba reclamado por Francia, porque así se lo ordenaron sus superiores.

Por su parte, Francisco Alvarez, según fuentes de su defensa, afirmó ante Garzón que Labade era un informador de Amedo, al que conoció durante una reunión en el hotel Villamagna, de Madrid, en mayo de 1984, dos meses después del atentado a Pérez de Arenaza. Álvarez, entonces jefe de la lucha antiterrorista, acudió a la reunión acompañado de Planchuelo, jefe superior de Policía de Bilbao, para respaldar con su presencia a Amedo ante su informador. En ese encuentro se entregaron a Labade 5.000 francos franceses a cuenta de sus informes, según Álvarez, que dijo no haber vuelto a ver a Labade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de febrero de 2001