Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía culpa a los jueces de que en sus ficheros haya personas absueltas

La Dirección General de la Policía no borra de sus ficheros los antecedentes policiales de personas absueltas porque, salvo contadas excepciones, los tribunales no le comunican las sentencias absolutorias o los autos de archivo de las causas penales, según señala el Cuerpo en un informe dirigido al Defensor del Pueblo. El Consejo General del Poder Judicial ha instado a los tribunales a remitir esas informaciones a las Fuerzas de Seguridad.

El Defensor del Pueblo recibió una queja de un ciudadano que fue indebidamente detenido a causa de un procedimiento penal concluido por auto de sobreseimiento libre, pese a ser obligada la cancelación inmediata de oficio de los datos policiales cuando recaiga sentencia absolutoria definitiva o auto firme de sobreseimiento, por no ser los hechos constitutivos de delito. La Policía justificó su actuación en que 'los órganos judiciales no comunican, salvo contadas excepciones, ni las sentencias condenatorias o absolutorias, ni los autos de sobreseimiento firme o provisional, que dictan en procedimientos penales iniciados como consecuencia de las diligencias policiales instruidas y que motivan la recogida de los datos obrantes en esos ficheros'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de febrero de 2001