Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Gerardo Diego como docente

Le escribo en representación de un grupo de antiguas alumnas, que a veces nos reunimos, del Instituto Beatriz Galindo de Madrid, donde, por desgracia, nos dio clase de Literatura el poeta Gerardo Diego, del que ahora publica la Editorial Alfaguara Memorias de un poeta. Y al respecto tendrían que informarse (pueden preguntar a su colaboradora Rosa Montero, que fue alumna suya y compañera nuestra en esas fechas) de la pésima labor docente que este 'profesor' efectuó en dicho instituto.

A las alumnas de 4º de bachillerato del año 1964 (todas chicas en esas fechas, ya que era un instituto femenino) nos trataba de ignorantes, nos arrojaba tizas a la cabeza, nos informaba que nos quedáramos en nuestra casa a cocinar, nos calificaba de 0 a 5, ya que, según él repetía continuamente, éramos todas unas ineptas. Tuvo la denuncia de varios padres de alumnas, pero no era el momento de que esas quejas prosperaran. Su idea misógina de la vida creo que debería ser conocida para no seguir repitiendo y alabando su labor docente, y ya que Benjamín Pardo escribe que su obra no puede ser olvidada, que tampoco su pésima labor docente lo sea.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de febrero de 2001