Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La remodelación de la Policía Municipal incluye incorporar 1.361 nuevos agentes durante 2001

María Tardón, tercera teniente de alcalde, ha diseñado la nueva organización de la Policía Municipal sobre la base de una profuda descentralización, 'con 21 unidades (tantas como distritos municipales) totalmente autosuficientes', según explicó la edil al término de la reunión entre la Junta y el Consejo Local de Seguridad. Estos órganos, presididos por el alcalde y el delegado del Gobierno, no se reunían desde diciembre de 1998, a pesar de que está establecido que lo hagan cada seis meses y que la oposición lo había solicitado en los plenos municipales de julio de 1999 y diciembre de 2000. Esa tardanza en convocar el Consejo Local de Seguridad, en el que están representados empresarios, jueces, sindicatos y asociaciones vecinales, provocó las críticas de Carlos López Riaño, portavoz de PSOE-Progresistas.

La concejal Tardón, responsable de Policía Municipal, explicó que la nueva organización de este cuerpo se basa en el modelo de policía de barrio que empezó a actuar en el distrito Centro el 15 de diciembre pasado. 'La policía de barrio va a ser la espina dorsal, aunque luego habrá apoyos zonales con unidades específicas, como la policía de espectáculos', explicó Tardón en relación a los agentes que centrarán su actividad en torno a los estadios de fútbol y grandes conciertos.

En una de esas unidades específicas, dedicada a los menores, habrá un número determinado de policías que asumirán la función de 'agentes tutores': harán su trabajo en contacto directo con los colegios, colaborando con las asociaciones de padres y directores de los centros para detectar problemas de absentismo escolar y situaciones conflictivas, como venta de droga en los alrededores de los centros educativos o peleas entre grupos de jóvenes.

Tutores

'El agente tutor va a ser la figura fundamental, coordinando toda la información para trasladarla a la unidad de menores. Esta unidad, junto con la que ya existe para casos de agresiones domésticas, reforzará la atención a los casos de violencia familiar', añadió Tardón.

El número de policías locales que actuarán como agentes tutores en cada barrio dependerá tanto de la población como de las demandas que establezca la polícía según los centros escolares y locales de ocio existentes en la zona.

Además de esas nuevas unidades, Tardón tiene previsto 'distribuir mejor las unidades de tráfico con el objetivo de que sean más operativas, y hacer un tratamiento de datos que permita actuar sobre la siniestralidad'. 'La puesta en marcha de la reestructuración y reorganización contará con un aumento de plantilla. De los 5.205 policías que hay actualmente pasaremos, a finales de año o primeros de 2002, a 6.566 agentes, con lo que estaremos por encima de la ratio establecida (dos agentes por cada 1.000 habitantes)', afirmó la concejal.

La acumulación de asuntos a tratar por el Consejo Local de Seguridad, tras dos años sin reunirse, convirtió la reunión de ayer, que duró más de cuatro horas, en un encuentro en el que se realizó una radiografía de los problemas más urgentes por resolver. Tanto el portavoz del grupo socialista como la representante de IU, Inés Sabanés, pusieron el acento en la necesidad de actuar contra las mafias que trafican con mujeres.

'IU ha propuesto que se cree un foro de debate para estudiar la prostitución con todas las consecuencias. Es un tema al que se le está dando un tratamiento permanente y adecuado, aunque nosotros creemos que haría falta una regulación mejor de la que hay; nuestra intención no es reprimir a las personas que ejercen la prostitución, sino a los clientes', explicó el alcalde.

Contundencia

El presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAV), Prisciliano Castro, destacó la preocupación en muchos barrios por el 'botellón' (la costumbre juvenil de beber litronas de cerveza en la calle). 'Si tuviéramos una legislación que estableciera la prohibición de la bebida en la vía pública, seríamos más eficaces, pero los ciudadanos tienen que saber que muchas veces la policía no puede actuar con más cotundencia', respondió Álvarez del Manzano.

Castro denunció también la presencia de 'bandas de matones' de entre 8 y 10 años que se dedican a atemorizar a sus compañeros de colegio y a los vecinos en el barrio de Valdebernardo. 'Extorsiones que están creando inseguridad subjetiva entre la población, aunque no han presentado denuncias', afirmó el presidente de la FRAV.

Al encuentro asistieron también el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia, Mariano Fernández Bermejo; el juez decano de Madrid, Fernando Fernández Martín, y el presidente de la CEIM, Fernando Fernández Tapias, así como representantes de las asociaciones de padres de alumnos y el director general de Protección Ciudadana de la Comunidad, Eduardo San Román.

Madrid, entre las capitales más seguras de Europa

Tanto el alcalde de la capital, José María Álvarez del Manzano, como el delegado del Gobierno, Francisco Javier Ansuátegui, resaltaron al término de la reunión del Consejo Local de Seguridad que han descendido los delitos en la capital. 'Madrid es la segunda ciudad más segura de Europa', enfatizó el alcalde. El número total de denuncias descendió el año pasado en un 3,72%, pero se registró un aumento de los delitos contra la libertad sexual. 'De 591 denuncias presentadas en 1991 se pasó a 713, un 20,74% más. 'Ha subido el número de denuncias en función de que se eleva la cota de sensibilidad de la sociedad española en delitos que atentan contra la integridad de la mujeres, esa lacra que debería avergonzarnos a todos. Además, las víctimas se sienten más cómodas a la hora de denunciar, ya que pueden hacerlo en comisaría, por teléfono o por Internet', afirmó el delegado del Gobierno, que se mostró satisfecho de la colaboración entre el Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Municipal. Según los datos de la policía, el distrito en el que se registran mayor número de denuncias es Centro, y Moratalaz, el más tranquilo. Con respecto a los consejos que en algunos países se dan a los turistas que van a viajar Madrid sobre la inseguridad en la ciudad, el alcalde opinó que se trata de 'campañas turísticamente interesadas que proceden de países que compiten con nosotros'. Ansuátegui explicó que se ha reunido personalmente con empresarios japoneses, cuerpo consular y agencias de viajes. 'Los japoneses son un grupo insaciable en cuanto a normas de seguridad, y con cierta indisciplina en cuanto a dejar los objetos de valor en el hotel', concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de febrero de 2001

Más información