Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno e inmigrantes se acusan mutuamente de haber roto el acuerdo

La portavoz de la plataforma Papeles para Todos, Norma Falconi, aseguró: 'Nosotros no hemos roto el acuerdo. Si el Gobierno no quiere continuar las negociaciones, la ruptura es de ellos, nosotros hemos hecho lo imposible por continuar'. Estas declaraciones llegaron después que los inmigrantes redactaran un nuevo documento para forzar al Gobierno a concretar el desarrollo del acuerdo firmado hace 15 días.

Los abogados de los inmigrantes temen que el Gobierno incumpla sus compromisos como ya ocurrió el año pasado después del episodio racista de El Ejido (Almería). El pacto inicial no especifica cuántos extranjeros podrán regularizarse y sólo compromete a los responsables de Extranjería a revisar favorablemente 'la mayor parte' de los 34.000 expedientes rechazados en Barcelona durante el último proceso de regularización.

Los inmigrantes propusieron ayer una modificación del documento para desarrollar el principio de acuerdo en la que piden, entre otras cuestiones, que 'se garantice la legalización de todos los inmigrantes encerrados' aunque 'no se encuentren en los supuestos pactados', y que se les busque lugar de residencia. En opinión de Norma Falconi, estas propuestas 'concretan todas las posibilidades que prevé la ley'.

La Delegación del Gobierno considera estas nuevas demandas como una ruptura del acuerdo inicial. Un portavoz de esta Administración afirmó ayer que 'las negociaciones se encuentran como el primer día o aún peor, puesto que hemos dedicado muchas horas a negociar y no ha servido de nada'. La Delegación del Gobierno culpa, además, a los promotores de los encierros de 'mantener artificialmente' la propuesta y de 'olvidar' los intereses reales de los encerrados.

Ante estas acusaciones, la portavoz de la plataforma Papeles para Todos acusó a la Delegación del Gobierno de intentar causar 'la división y el cansancio' entre los encerrados y también de ponerles 'en contra de la opinión pública'.

'Frescos como el primer día'

El portavoz de los hindúes encerrados, Parmar Singh, se pronunció en términos similares: 'El Gobierno piensa que estamos cansados, pero estamos frescos como el primer día y podemos continuar el encierro durante un año si hace falta'.

Por otra parte, la delegada del Gobierno en Cataluña, Julia García-Valdecasas, se mostró convencida ayer de que los encierros llegarán a su fin cuando se desarrolle el Real Decreto que se aprobará hoy para revisar todas las solicitudes de permisos de residencia que fueron denegadas. La Delegación del Gobierno se comprometió a revisar todos los expedientes rechazados antes de 60 días. Sin embargo, los propios trabajadores de la oficina de Extranjería de Barcelona ven difícil poder cumplir este pacto a causa de la endémica falta de personal. La Subdelegación del Gobierno aún no ha cubierto los puestos de trabajo de 66 empleados cuyo contrato finalizó el año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de febrero de 2001

Más información

  • Los encerrados quieren más regularizaciones