_
_
_
_

El juez imputa a un cardiólogo por una muerte en lista de espera

El jefe de cardiología del hospital del Vall d'Hebron de Barcelona ha sido imputado por un juez de esta ciudad que tramita la primera querella que se ha presentado en España por la muerte de una paciente que esperaba una operación urgente. Con ésta, ya son cinco las personas implicadas en este proceso, que se abrió en junio del año pasado tras la denuncia presentada por la leridana Teresa Bosch por la muerte de su madre. Angela Torres falleció el 5 de mayo de 2000 en ese hospital doce horas después de ser intervenida y tras pasar casi diez meses en lista de espera.

Rafael Núñez, abogado de la familia, había solicitado al poco de abrirse la causa que se imputase al médico, pero el titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Barcelona aplazó esa decisión hasta recibir documentos que probasen la implicación del cardiólogo. Esos documentos fueron aportados finalmente a la causa por el abogado de familia y de ellos se desprende, según los denunciantes, que el jefe de cardiología del hospital conocía la gravedad de la paciente a través de los informes que les remitieron los médicos de otros centros donde atendieron a la mujer.

La dirección del hospital considera que no tiene ninguna responsabilidad en la muerte de la paciente porque la familia de la fallecida no reclamó nunca la urgencia de la intervención quirúrgica. Sin embargo, el abogado de la familia considera que no corresponde al enfermo valorar su estado ni las decisiones burocráticas que se han de adoptar para atenderle. Según Rafael Núñez, esa decisión era responsabilidad del jefe de cardiología y no la asumió. El médico será citado a declarar dentro de unos días por el juez instructor.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_