Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PROBLEMAS DE LOS INMIGRANTES

Detenido un cazador en Málaga por disparar por la espalda a un magrebí

La Guardia Civil detuvo anoche en Tolox (Málaga) a un albañil de 27 años, cuya identidad corresponde a las iniciales S. R., por su presunta implicación en un intento de homicidio. El detenido, junto a otras dos personas más que los agentes tienen ya identificadas, está acusado de disparar por la espalda, hasta en tres ocasiones, a un inmigrante ilegal con quien se cruzó en un coto de caza de este municipio.

El paraje donde ocurrieron los hechos es una zona habitual de tránsito de magrebíes sin documentación que, una vez que llegan a la Península, intentan dirigirse hacia Almería eludiendo a las fuerzas de seguridad.

Según fuentes cercanas a la investigación, los tres individuos, que llevaban escopetas de caza, se encontraron en la tarde del pasado 18 de noviembre en el coto de Tolox con un ciudadano magrebí, al que dispararon por la espalda, dejándolo malherido. Abandonaron posteriormente el lugar, presumiblemente, creyendo que el inmigrante había muerto.

Un guarda forestal encontró varias horas después a la víctima aún con vida. Fue trasladado a un centro sanitario de Málaga donde fue intervenido de tres disparos de arma de fuego en la espalda. Tras pasar por el hospital, el inmigrante denunció los hechos a la Guardia Civil, que inició una investigación. El ciudadano, de origen marroquí, ha estado protegido por la Guardia Civil desde que ocurrieron los hechos ante el temor de que los presuntos autores del intento de homicidio intentaran de nuevo matarle.

Por otra parte, el Juzgado de número 4 de Arenys de Mar (Barcelona) ha puesto en libertad con cargos a S. S. R. y J. T. B, vigilantes de seguridad y vecinos de Malgrat de Mar, acusados de un presunto delito de lesiones graves cometido contra un joven marroquí, M. Ch., que falleció tras permanecer ocho días en coma a causa de las lesiones sufridas tras una pelea en una discoteca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de enero de 2001