Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ejemplar de lince muere atropellado en el entorno de Doñana

Las carreteras que rodean la comarca de Doñana volvieron a convertirse ayer en una trampa mortal para el lince ibérico, el felino más amenazado del mundo. Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente recogieron a primeras horas de la mañana el cadáver de una hembra de dos años, que murió atropellada en las cercanías de Puebla del Río (Sevilla). Es el primer ejemplar de la población del parque nacional de Doñana y su entorno que fallece por este motivo en 2001. Los atropellos se cobraron la vida de dos linces el año pasado y son la causa de muerte no natural más habitual en esta especie (19 de los 38 casos descritos entre 1983 y 1998).

La población de linces ibéricos de Doñana (unos 50 ejemplares) es la más conocida por los científicos, aunque la más abundante habita en las sierras de Jaén. Los estudios señalan que más de la mitad de los linces ibéricos existentes (entre 600 y 900 que ya sólo viven en España y Portugal) se encuentran en Andalucía. La Consejería de Medio Ambiente, en un comunicado, afirma que este último atropello mortal 'pone de manifiesto el insuficiente conocimiento de las densidades de las poblaciones andaluzas de lince ibérico que es más que probable que estén por encima del número estimado por los expertos'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de enero de 2001