Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diego Galán recibe emocionado el Tambor de Oro y dedica los redobles al equipo del Festival de Cine

Los 5.400 niños de 45 colegios inundaron las calles de color con la Tamborrada Infantil

La entrega del Tambor de Oro al ex director del Festival de Cine de San Sebastián, Diego Galán, se desarrolló en un ambiente emocionado y cálido en el que resultaba perceptible la total sintonía del público con la elección del galardonado, cuya elección ha concitado, por vez primera, la unanimidad de las fuerzas políticas del consistorio. El homenajeado se declaró afortunado porque siempre se había sentido querido en la ciudad, a la que definió como 'generosa'. La fiesta donostiarra tuvo ayer su momento culminante en el desfile de la Tamborrada Infantil, que finalmente fue respetada por la lluvia.

La entrega del Tambor de Oro a Diego Galán se convirtió en un acto de agradecimiento explícito por su labor realizada al frente del Festival Internacional de Cine durante 13 años. Una despedida por la puerta grande al crítico de cine que llegó en 1985 y que, al finalizar el año 2000, se despidió dejando una muestra cinematográfica de magnitud internacional, sin que por ello haya perdido la condición de acontecimiento cercano a los donostiarras. Tímido pese a las tablas adquiridas en su paso por los escenarios de muchos festivales, Galán soportaba ayer su condición de protagonista con cierta incomocidad y bastante nerviosismo, pero con mucha emoción.

La Tamborrada de Cámara de la Unión Artesana enmarcó con sus redobles la entrada del homenajeado, acompañado del alcalde Odón Elorza, al salón de plenos del Ayuntamiento. Allí le esperaban autoridades, amigos, su equipo del Festival y el público. También estuvieron presentes la consejera de Cultura, Mari Carmen Garmendia, los alcaldes de Trento y Hendaya, ciudades hermanadas, así como los actuales y antiguos corporativos de San Sebastián.

Odón Elorza destacó precisamente la unanimidad que había presidido la elección de Diego Galán para Tambor de Oro como un 'valor añadido en estos momentos delicados'. Y elogió al ex director del Festival de Cine por su lealtad en momentos tensos y delicados -'los políticos solemos equivocarnos', reconoció Elorza en un inusual gesto de autocrítica- en los que había sabido estar a la altura de las circunstancias y ganarse la confianza de las cuatro instituciones que gestionan el festival.

El alcalde se declaró orgulloso de poder conceder el galardón a Galán en nombre de la ciudad y de todo el país, por haber colocado al festival en un nivel envidiable que hubiera sido aún superior de haberse dado 'otras circunstancias'. El equipo que ha trabajado con Galán en el festival habló a través de la presentadora Edurne Ormazábal. Ésta resaltó el perfil humano, más privado, de un director que ha sabido construir un equipo cohesionado y motivarlo profesionalmente.

El homenajeado estuvo parco en palabras pero reconoció sentirse muy querido en San Sebastián, una ciudad 'generosa'. 'El festival es un juguete maravilloso que yo he podido jugar con una libertad extraordinaria y disfrutando de una enorme confianza. Pero no soy más que la cabeza visible de un equipo que trabaja en la sombra', declaró antes de dedicarle a ese equipo los redobles de tambor que cerraron, a modo de ovación, sus palabras.

Mientras se celebraba el acto, la Tamborrada Infantil se desplegó por las calles del centro donostiarra. 5.400 niños formaron en las 45 compañías de colegios donostiarras. Un derroche de color y vistosidad que estuvo a punto de suspenderse debido a la persistencia de la lluvia que felizmente paró las horas del desfile.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de enero de 2001