Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El delegado de la Zona Franca denuncia ante el juez el robo de documentos públicos y privados

Rodríguez de Castro ha añadido aún más misterio a las dudas que existen sobre la gestión del organismo fiscal y ha denunciado en el juzgado de guardia el supuesto robo de documentos de carácter público y otros privados que estarían en dependencias de la propia sede oficial de este organismo, dependiente del Ministerio de Hacienda.

Pide el delegado que se investigue este hecho, aunque no conoce con exactitud cuándo desaparecieron los documentos, que, a su juicio, han podido servir de base para algunas informaciones periodísticas. La denuncia de Rodríguez de Castro, presentada en la tarde del miércoles fue publicada ayer por dos periódicos locales, que citaban fuentes del organismo fiscal. El delegado especial del Estado no quiso ayer confirmar a EL PAÍS la existencia de la misma, aunque otras fuentes internas la corroboraron.

La denuncia del delegado ha servido para acentuar la crisis interna que atraviesa el organismo, en el que mantiene un enfrentamiento frontal con el comité y algunos directivos, y en el que la tensión preside las relaciones cotidianas desde que se publicaron las primeras informaciones.

Actividad paralizada

Fuentes de la Zona Franca han informado que la actividad está prácticamente paralizada desde hace tres semanas, así como que se han suspendido numerosas reuniones y actividades previstas. Algunos trabajadores han visto modificada su actividad y sus responsabilidades, aún sin comunicación oficial.

El PSOE reaccionó ayer con estupor a la denuncia del delegado. El secretario provincial de esta formación, Francisco González Cabaña, puso en duda los hechos y tildó de 'muy sospechosa' la denuncia y la supuesta desaparición. 'Parece que allí está actuando el famoso mago David Copperfield, que hacía desaparecer las cosas', ironizó.

Para los socialistas, el riesgo es que 'cuando se celebre el pleno y se reclamen los documentos y las facturas para analizar los gastos de los últimos años, muchos documentos hayan desaparecido y no sea posible realizar la labor de control porque la documentación no esté ya encima de la mesa', dijo González Cabaña.

El PSOE ha solicitado al Ministerio de Hacienda que intervenga 'inmediatamente' la contabilidad integral del Consorcio 'para evitar nuevas pérdidas o sustracciones'. Los documentos internos de control presupuestario muestran cómo la Zona Franca destinó 195 millones de pesetas a gastos de protocolo, viajes, almuerzo y regalos durante los últimos cuatro años, 107 millones más de lo presupuestado inicialmente.

A la vez, el Partido Popular celebró en un comunicado la decisión del ex delegado socialista en la Zona Franca Daniel Vázquez, quien ha presentado una querella criminal contra tres dirigentes populares: María José García Pelayo, presidenta provincial; Jorge Moreno, concejal de la Presidencia del Ayuntamiento de Cádiz; y Manuel Rodríguez de Castro, delegado especial. Este último había afirmado en un comunicado que durante el mandato socialista 'se pagaron importantes cantidades de dinero sin declarar a Hacienda su correspondiente retención de IRPF' con un coste de 60 millones de pesetas para el organismo. En el comunicado informaba que 'los mayores beneficiados de estos pagos irregulares fueron precisamente el responsable máximo de la Zona Franca en la época socialista y personal directivo vinculado al PSOE'.

Posteriormente, García Pelayo y Moreno ampliaron la denuncia empleando términos como 'sobresueldo', 'dinero negro', y con expresiones como 'puro intento mafioso de taparle la boca al delegado'.

Ayer el PP quiso aclarar que 'nunca se nombró a Daniel Vázquez ni se mencionó por parte del PP a algún directivo'. Los populares creen que Vázquez 'podrá aclarar las posibles irregularidades fiscales del PSOE' durante sus años de gestión en el organismo fiscal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 2001

Más información

  • Los socialistas consideran 'sospechosa' la sustracción y piden la intervención de Hacienda