Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santiago Lanzuela dimite de la presidencia del PP aragonés en plena crisis sobre el Plan Hidrológico

Santiago Lanzuela, presidente del PP aragonés desde 1993, anunció ayer a última hora de la tarde que abandonaba la presidencia de su formación. Con su marcha, anunciada desde hace meses, el PP aragonés deberá buscar un sustituto y hacerlo en unos momentos especialmente duros para ese partido, que desde el inicio del debate del Plan Hidrológico Nacional (PHN)atraviesa sus momentos más bajos. Con Lanzuela desde hace diez meses en el Congreso de los Diputados -es parlamentario por Teruel- y con Luisa Fernanda Rudi al frente de esa Cámara, los populares han vivido huérfanos de líderes en la comunidad. Lanzuela dejó Aragón en el momento en que perdió el Gobierno de la comunidad cuando su socio, el PAR, decidió pactar con el PSOE.

El vacío de poder en el PP comenzó a despejarse la pasada semana cuando su secretario general, Javier Arenas, visitó Zaragoza y anunció cambios. Arenas era el primer dirigente popular que se reunía con su partido en Aragón tras la crisis del PHN.

El ex presidente regional negó ayer que su marcha fuese una huida en tiempos difíciles. 'Si alguien lo interpreta así está equivocado. Mi partido ya me pidió hace meses que me dedicase a la política nacional, y lo hice cuando me presenté encabezando la lista por Teruel al Congreso, pero hasta ahora no ha sido posible irme'.

El político insistió en que Aragón vive un momento crucial con el debate del PHN. 'Tengan la seguridad de que el Gobierno presidido por Aznar tiene la mejor de las intenciones y las mejores consignaciones presupuestarias para que Aragón tenga una regulación de sus aguas de una forma que difícilmente podíamos soñar en el año 92', añadió.

La sustición de Lanzuela se despejará la próxima semana. Entre los nombres que se barajan están los del coordinador del partido, Gustavo Alcalde, la cara del PP en Aragón, junto al alcalde de Zaragoza, José Atarés, y Manuel Giménez Abad, senador autonómico y vicepresidente del Gobierno autónomo en la etapa de Lanzuela. La sustitución del presidente del PP está prevista en los estatutos.

Lanzuela fue consejero de Industria y de Economía en los Gobiernos del PAR-PP y presidente en el anterior Ejecutivo de la comunidad. En su despedida recordó que su formación había ganado las elecciones generales y las autonómicas.

Crisis en Canarias

Por otra parte, la dirección nacional del PP se decanta en estos momentos por salirse del Gobierno canario y apoyar a ese Ejecutivo autonómico en el Parlamento para intentar salvar finalmente el pacto que mantiene en las islas y en Madrid con Coalición Canaria (CC).

El PP dispone ahora de tres consejeros en el Gobierno canario, mayoritariamente formado por CC y presidido por Román Rodríguez. Arenas se reunió ayer en Madrid para corroborar esa solución con el actual presidente de los populares canarios, José Manuel Soria, después de mantener una nueva e infructuosa reunión el día anterior con los interlocutores oficiales de CC para reeditar el actual pacto de gobierno con algunas variantes.

Arenas barajó el miércoles con Paulino Rivero, presidente de CC, y con José Carlos Mauricio, portavoz de esa coalición en el Congreso, tres opciones para solventar sus permanentes crisis: seguir como hasta ahora, revisar ampliamente el pacto firmado hace apenas nueve meses, y que el PP deje de estar en el Gobierno en Canarias pero muestre su apoyo desde fuera. Escenario este último muy similar al de CC en Madrid.

Arenas constató ayer con Soria que la mejor salida pasa por alejarse en estos momentos del Gobierno con CC. Soria resolvería así su complicada situación con dos de los tres consejeros del PP, Lorenzo Suárez y Tomás Van de Valle, que están en el Gobierno con Rodríguez y se muestran díscolos y rebeldes a su disciplina. El PP canario ha reclamado hasta públicamente el cese en sus cargos de estos dos consejeros de su partido sin ningún éxito. El PP cree que si decide dejar el Gobierno canario los consejeros populares no tendrían más remedio que cesar, porque en caso contrario se situarían en una posición aún más imposible que la actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de enero de 2001

Más información

  • La dirección nacional de los populares se decanta por abandonar el Gobierno canario