Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empleados de Altadis mantienen las movilizaciones por los traslados

Un centenar de trabajadores de la plantilla del grupo Altadis de Cádiz hizo ayer nuevas acciones de protesta para rechazar las medidas laborales propuestas por la empresa, que prevé el traslado forzoso de 76 trabajadores a factorías del norte de España y la salida de otros 200 empleados a través de bajas incentivadas y prejubilaciones.

Los turnos de mañana y tarde practicaron cortes de tráfico en las inmediaciones del centro tabaquero, en el polígono exterior de la Zona Franca, así como junto a los depósitos de tabaco. El comité de empresa anunció que las protestas continuarán mientras que la compañía no dé marcha atrás en sus intenciones.

Las movilizaciones comenzaron el miércoles con concentraciones en el interior de la factoría gaditana. Altadis es la empresa resultante de la fusión de la extinta Tabacalera (una vez privatizada en su totalidad por el actual ejecutivo) con la francesa Seita.

La presidenta del comité, Carmen Pérez, de Autonomía Obrera, advirtió ayer de que la plantilla no cejará a corto plazo en sus protestas: 'Ya le hemos manifestado a la dirección, para que lo comunique a Madrid, que no vamos a permitir que se traslade a ningún compañero. Si nos tenemos que tirar todo el tiempo del mundo movilizándonos, pues lo vamos a hacer para que la dirección de Altadis y el Ministerio de Trabajo retiren esta lista'.

El comité sostiene que los traslados no están justificados ni son necesarios. Para evitarlos, proponen la creación de dos turnos más de trabajo en la planta de tabaco reconstituido.

El concejal de Fomento del Ayuntamiento de Cádiz, Fernando Sicre, ha afirmado esta semana que, según sus datos, los traslados forzosos pueden limitarse finalmente a una veintena de empleados, la mayoría mujeres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de enero de 2001