Tribuna:RELACIONES EXTERIORESTribuna
i

La declaración España-EE UU

El autor considera que el acuerdo firmado por España y EE UU será una referencia en las relaciones bilaterales durante años

Sentí un gran orgullo el pasado día 11 al estar al lado de la secretaria de Estado Madeleine Albright en el momento en que ella y el ministro Josep Piqué firmaron la Declaración Conjunta que establece las líneas generales de nuestra futura relación bilateral. Estoy convencido de que este documento consolida una relación que ha evolucionado mucho a lo largo de los últimos 25 años tanto bajo Gobiernos socialistas como populares. Refleja nuestros esfuerzos intensificados para colaborar en conseguir objetivos comunes. De igual importancia, la Declaración Conjunta traza el camino a seguir para el futuro en nuestro trabajo para ampliar y fortalecer nuestra relación bilateral. Por tanto, este documento será de gran utilidad para Colin Powell, el secretario de Estado designado, y su equipo, así como para mi propio sucesor. Estoy seguro también de que servirá de guía a los responsables políticos de España durante muchos años.

Este documento será de gran utilidad para Colin Powell, el secretario de Estado designado

La Declaración Conjunta subraya la importancia que tiene para Estados Unidos una sólida relación con un estrecho aliado que desempeña un papel cada vez más importante en la economía internacional, en Europa, y en otras partes del mundo. Reconoce que trabajando conjuntamente podremos fortalecer nuestro esfuerzo para promover la democracia, los derechos humanos y la reforma económica en países y regiones del mundo en los que ambos gozamos de una especial influencia. Acentúa nuestras relaciones culturales, que son de máximo interés para mi Estado de Nuevo México, en un momento en que el español está adquiriendo una creciente importancia en Estados Unidos y el inglés en España.

La Declaración Conjunta reconoce, asimismo, la importancia de la relación entre nuestras respectivas Fuerzas Armadas, quizás el indicio más visible de nuestro compromiso con los valores y libertades democráticos que compartimos como aliados de la OTAN. Nuestra presencia al lado de nuestros colegas militares españoles en bases españolas es crucial para la consecución de los fines diplomáticos estadounidenses, españoles y del resto de nuestros aliados, ya sea la liberación de Kuwait, la oposición a la limpieza étnica en los Balcanes o la defensa del flanco sur de la OTAN. Contemplamos con gran ilusión la futura modernización de esta relación político-militar mediante la creación de la Comisión Bilateral de Defensa de Alto Nivel y la modernización de las instalaciones que compartimos en Rota y Morón. Nuestra propuesta de aumentar la zona de aparcamiento de aeronaves y modernizar la capacidad de abastecimiento de combustible en Rota aportará millones de dólares y creará numerosos empleos en la economía local, sin ampliar la base ni cambiar las condiciones de uso. La revisión técnica del Convenio de Cooperación para la Defensa será una actualización para reflejar los cambios en el mundo -incluida la integración de España en la estructura militar de la OTAN-. Las bases políticas de nuestra relación modernizada seguirán totalmente compatibles con el actual convenio, firmado por un Gobierno socialista y aplicado por sucesivos Gobiernos socialistas y populares.

La próxima semana tomará posesión un nuevo presidente en nuestro país, y volveré a la vida privada poco después. Por tanto, estoy especialmente orgulloso de la Declaración Conjunta, y confío en que mi sucesor trabaje tanto como yo he trabajado para asegurar la intensificación de nuestra relación consagrada por esta declaración.Sentí un gran orgullo el pasado día 11 al estar al lado de la secretaria de Estado Madeleine Albright en el momento en que ella y el ministro Josep Piqué firmaron la Declaración Conjunta que establece las líneas generales de nuestra futura relación bilateral. Estoy convencido de que este documento consolida una relación que ha evolucionado mucho a lo largo de los últimos 25 años tanto bajo Gobiernos socialistas como populares. Refleja nuestros esfuerzos intensificados para colaborar en conseguir objetivos comunes. De igual importancia, la Declaración Conjunta traza el camino a seguir para el futuro en nuestro trabajo para ampliar y fortalecer nuestra relación bilateral. Por tanto, este documento será de gran utilidad para Colin Powell, el secretario de Estado designado, y su equipo, así como para mi propio sucesor. Estoy seguro también de que servirá de guía a los responsables políticos de España durante muchos años.

La Declaración Conjunta subraya la importancia que tiene para Estados Unidos una sólida relación con un estrecho aliado que desempeña un papel cada vez más importante en la economía internacional, en Europa, y en otras partes del mundo. Reconoce que trabajando conjuntamente podremos fortalecer nuestro esfuerzo para promover la democracia, los derechos humanos y la reforma económica en países y regiones del mundo en los que ambos gozamos de una especial influencia. Acentúa nuestras relaciones culturales, que son de máximo interés para mi Estado de Nuevo México, en un momento en que el español está adquiriendo una creciente importancia en Estados Unidos y el inglés en España.

La Declaración Conjunta reconoce, asimismo, la importancia de la relación entre nuestras respectivas Fuerzas Armadas, quizás el indicio más visible de nuestro compromiso con los valores y libertades democráticos que compartimos como aliados de la OTAN. Nuestra presencia al lado de nuestros colegas militares españoles en bases españolas es crucial para la consecución de los fines diplomáticos estadounidenses, españoles y del resto de nuestros aliados, ya sea la liberación de Kuwait, la oposición a la limpieza étnica en los Balcanes o la defensa del flanco sur de la OTAN. Contemplamos con gran ilusión la futura modernización de esta relación político-militar mediante la creación de la Comisión Bilateral de Defensa de Alto Nivel y la modernización de las instalaciones que compartimos en Rota y Morón. Nuestra propuesta de aumentar la zona de aparcamiento de aeronaves y modernizar la capacidad de abastecimiento de combustible en Rota aportará millones de dólares y creará numerosos empleos en la economía local, sin ampliar la base ni cambiar las condiciones de uso. La revisión técnica del Convenio de Cooperación para la Defensa será una actualización para reflejar los cambios en el mundo -incluida la integración de España en la estructura militar de la OTAN-. Las bases políticas de nuestra relación modernizada seguirán totalmente compatibles con el actual convenio, firmado por un Gobierno socialista y aplicado por sucesivos Gobiernos socialistas y populares.

La próxima semana tomará posesión un nuevo presidente en nuestro país, y volveré a la vida privada poco después. Por tanto, estoy especialmente orgulloso de la Declaración Conjunta, y confío en que mi sucesor trabaje tanto como yo he trabajado para asegurar la intensificación de nuestra relación consagrada por esta declaración.

Edward L. Romero es el embajador de Estados Unidos en España.Edward L. Romero es el embajador de Estados Unidos en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de enero de 2001.

Lo más visto en...

Top 50