El fuerte temporal causa un muerto y dos heridos graves en Andalucía

El temporal que ayer arrasó la mayor parte de España tuvo consecuencias especialmente graves en Andalucía. A primera hora de la mañana, la Guardia Civil encontró en una playa de Huelva el cadáver de un marinero que había caído el jueves al agua. En Granada, un obrero quedó ayer en estado de muerte clínica después de que le cayera un muro encima por el viento. Nueve comunidades fueron puestas en alerta por las fuertes lluvias y vientos.

El temporal provocó destrozos en edificios, cortes de carreteras y problemas de circulación en varios puntos de España, aunque especialmente en Andalucía. La Guardia Civil halló a primera hora de la mañana en la playa de Isla Cristina (Huelva) el cadáver de Francisco Chaves, el marinero de 44 años que cayó el jueves al agua tras un golpe de mar. El intenso viento (hubo rachas superiores a los 75 kilómetros por hora en algunos momentos) provocó tres heridos. El más grave en Granada, donde un muro se derrumbó sobre un obrero, que a última hora de ayer estaba al borde de la muerte clínica. En Isla Cristina (Huelva), el temporal provocó otro herido grave. Una grúa aplastó allí a una niña de 11 años al caer sobre su vivienda, lo que le provocó un traumatismo craneoencefálico.

Francisco Chaves había caído del Tercero Hermanos Rodríguez en la mañana del jueves cuando su pesquero trataba de remolcar a otro que se hallaba a la deriva, a unas dos millas del puerto de Isla Cristina. Además, el fuerte oleaje que se registró ayer en el litoral atlántico impidió al equipo de buzos de la Armada continuar con la búsqueda de Manuel Ramírez, de 33 años, marinero desaparecido el miércoles en aguas cercanas a la playa gaditana de La Caleta.

Las fuertes rachas de viento aparecieron en todas las provincias andaluzas. En Granada, un obrero de la construcción resultó herido de extrema gravedad al desplomarse sobre él la pared de un edificio mientras realizaba trabajos de demolición. Los primeros indicios apuntan a que el accidente se produjo a causa de un fuerte golpe de viento.

El derrumbe se produjo en torno a las 11.30, en una plaza del centro de la capital granadina. José González, de 60 años, un trabajador que está a punto de jubilarse, realizaba labores de desescombro en un inmueble que había sido demolido cuando cayó sobre él la pared de un edificio contiguo desde la altura de una tercera planta. El golpe le produjo un traumatismo cráneoencefálico y la rotura de la bóveda craneal, lesiones de las que fue atendido en el Hospital de Traumatología de Granada.

El obrero llevaba tres semanas trabajando en una cuadrilla de la firma Rehabilitaciones y Demoliciones Granada SL, en las tareas de demolición del inmueble contiguo al que sufrió el derrumbe. El edificio del que se desprendió la pared estaba siendo analizado por técnicos municipales para declarar su estado ruinoso y ordenar su demolición.

El temporal fue especialmente virulento en Huelva. El viento arrancó árboles, antenas de televisión, techumbres y carteles publicitarios. El techo de uralita de una factoría de Lepe voló por los aires y se empotró contra un restaurante. Las lluvias provocaron el corte de tres carreteras y de la vía férrea entre Huelva y Zafra (Badajoz) y amenazó con desbordar los pantanos de Los Machos, Piedras y el Chanza, que tuvieron que aliviar agua ante el riesgo de desbordamiento. En el municipio de Cartaya se registraron, entre el mediodía del jueves y el mediodía de ayer, 329 litros por metro cuadrado, la mitad de lo que es habitual que llueva en la zona durante un año.

Los bomberos, que realizaron 40 salidas en las primeras horas de ayer, rescataron a una mujer embarazada, a punto de dar a luz, que era trasladada en una ambulancia, al quedar atrapado el vehículo en una gran bolsa de agua en las proximidades de Gibraleón. Y en pleno centro de la capital onubense, se desprendieron sobre la acera a media mañana las luces de Navidad.

Los fuertes vientos que, según las previsiones meteorológicas amanairán hoy pero se recrudecerán mañana, obligaron a cerrar la estación de esquí de Sierra Nevada, donde alcanzó rachas de más de 90 kilómetros hora. El temporal forzó el amarre de la flota pesquera onubense y gaditanta y cortes en la carretera CA-513 a la altura de Jimena de Líbar (Cádiz), la HU-4121 a la altura de Lepe (Huelva) y la N-431 en las cercanías de Ayamonte (Huelva), además de retenciones en la A-381 y la A-92.

Las lluvias y vientos provocaron ayer múltiples retenciones en las carreteras, en un día que muchos aprovecharon para desplazarse por el comienzo de las vacaciones de Navidad. Especialmente problemáticas fueron la vías de salida de Madrid, que comenzaron a bloquearse por la tarde.

La Dirección General de Protección Civil ha alertado a las delegaciones del Gobierno y gobiernos autonómicos de nueve comunidades ante la posibilidad de fuertes rachas de viento. La previsión meteorológica anuncia vientos fuertes, de entre 75 y 90 kilómetros por hora, en Aragón, Navarra, Rioja, Castilla-La Mancha, Canarias, Asturias, Cantabria y País Vasco. En Cataluña se prevén lluvias de 80 litros por metro cuadrado en doce horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 22 de diciembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50