Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña derrota a Lituania por 5-0 ante 50.000 personas en el Camp Nou

Derrota de Cantabria

No importó ni la lluvia ni el frío ni que el rival fuera la modesta Lituania, una selección de bajo perfil futbolístico. El Camp Nou fue una fiesta desde el principio hasta el fin para apoyar a la selección catalana que acabó imponiéndose por 5-0. Unas 50.000 personas, según Albert Baza, secretario de la Federación Catalana, acudieron ayer al estadio del Barça para apoyar a la selección catalana en su tradicional partido de Navidad. Montjuïc hace un año acogió a 43.000 espectadores ante Yugoslavia y quizá ayer la federación fue generosa en su cálculo sobre la venta de entradas.Fue una noche infinitamente más tranquila que hace un año. El partido discurrió en paz y nunca abandonó el tono festivo. Los organizadores habían hecho un llamamiento al civismo para evitar que se repitieran los graves incidentes de hace una temporada en Montjuïc, cuando el partido ante Yugoslavia quedó totalmente eclipsado por los grupos radicales que formaron hogueras y destrozaron sillas. El partido, vigilado por unos 600 agentes, estaba catalogado de alto riesgo. Sólo se vieron al principio cuatro bengalas tras escucharse Els Segadors y, ya en la segunda parte, a medida que avanzaba el reloj, se vieron más bengalas y se quemaron media docena de banderas españolas. Pero nada comparado con el clima de hace un año.

Cataluña, formada masivamente por hombres de la última y frustrada generación de Cruyff, jugó como si lo hiciera a diario. Así logró un 5-0 de memoria. Cayeron los dos goles de Óscar, siempre fiel a la cita, otro de Jordi, otro de Gerard, de penalti, que lo celebró a lo grande, y uno de Xavi. La única nota negativa fue la lesión de Rubén Navarro que será baja durante tres o cuatro semanas a causa de una lesión muscular. Cataluña alineó a Toni (Reina, m.52); Geli, Quique (Soldevilla,m.69), Aguado, Roger; Sergio (Rubén Navarro, m.53) (Gabri, m.60), Guardiola (Xavi, m.53), Celades, Jordi; Óscar y Gerard.

Cantabria, por su parte, perdió 0-1 ante Estonia en El Sardinero y Andalucía derrotó (2-0, goles de Carlos y Óscar) en Córdoba a Marruecos, que amenazó con retirarse al desplegarse pancartas del Frente Polisario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de diciembre de 2000