Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

Madrid y Berlín intercambiarán información para combatir el terrorismo

Los ministros del Interior de España y Alemania, Jaime Mayor y Otto Schilly, respectivamente, se refirieron ayer al terrorismo de ETA como una forma de barbarie que va contra "los valores y convicciones comunes de todos los Estados europeos". Ambos ministros acordaron en Granada impulsar un grupo de trabajo bilateral para intercambiar información con la que combatir la criminalidad y el terrorismo internacionales. La implantación de la orden de busca y captura europea será una de las principales herramientas que utilicen ambos países."La lucha contra ETA es un objetivo de toda Europa, y Alemania seguirá participando en esta lucha de todas las formas posibles", proclamó Schilly. El ministro alemán se mostró satisfecho por el pacto antiterrorista auspiciado por PP y PSOE y añadió que es importante que todos los partidos españoles "aúnen esfuerzos a pesar de la disparidad de opiniones que tengan en otros aspectos".

El punto común de reflexión sobre el terrorismo vasco fue la carta intimidatoria enviada por ETA al futbolista nacido en el País Vasco francés Bixente Lizarazu, que en la actualidad juega en el Bayern Múnich. Mayor aseguró que los terroristas pretenden con esta acción "amenazar a todos los deportistas de élite vascos". Schilly, por su lado, interpretó la amenaza como una "prueba más de esa tremenda brutalidad de organizaciones que como ETA no se paran siquiera ante la amenaza a un deportista" que juega fuera de su país de origen.

Primeros contactos

Los Ministerios de Justicia de ambos países mantendrán los primeros contactos dentro del grupo bilateral la semana próxima y ya en el mes de enero se formalizará el equipo que delimitará el espacio penal y judicial donde se discutirán asuntos tales como la extradición, la utilización mutua de investigadores encubiertos y la formación de instructores comunes.El responsable español de Interior dijo que la negativa del PP y del PSOE a asistir mañana a un acto convocado por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, se debe a que los dos partidos están defendiendo, frente a otras estrategias de "distracción", la necesidad de que los vascos "hablen en las urnas en un proceso electoral que debe ser inaplazable".

"El auténtico diálogo profundo", añadió Mayor, "es la elección, la urna, que es una actitud coherente que comparten los dos grandes partidos". El ministro reiteró que el PP y el PSOE no están por favorecer una estrategia, la del PNV, que es sólo un intento de ganar tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de diciembre de 2000