Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La compra de dos Airbus para los viajes del Rey y Aznar costará 28.600 millones

El Rey y el presidente del Gobierno, José María Aznar, volarán en dos Airbus 310 que sustituirán a los viejos Boeing 707 en los que ahora viajan y que han causado ya más de un incidente. La adquisición de los dos aviones, de segunda mano, y las adaptaciones necesarias a cargo de la empresa pública CASA costarán 28.600 millones de pesetas, que se pagarán en seis anualidades hasta 2005, según autorizó ayer el Gobierno. El Ministerio de Defensa no informó de la procedencia de los aparatos, que pueden operar aún 25 años.

Los aviones utilizados para los viajes de los máximos mandatarios españoles están adscritos al Grupo 45 de la Fuerza Aérea, con base en el aeropuerto de Madrid-Barajas. Los dos Boeing 707 que ahora trasladan a las altas personalidades del Estado tienen ya una considerable antigüedad, ya que fueron fabricados en 1964 y 1968, "lo que ha generado problemas de mantenimiento y disponibilidad" de piezas de repuesto.

Esos aparatos fueron entregados al Ejército español en 1988, también fueron adquiridos de segunda mano, entre fuertes críticas entre algunos de los militares que tenían que pilotarlos, al considerar que eran incluso más antiguos que los DC-8 a los que debían sustituir, y su tecnología, más obsoleta. Esos aviones fueron adquiridos a la casa fabricante en Estados Unidos y el coste de la operación (incluidas las modificaciones) se cifró en unos 6.000 millones. Posteriormente, en 1990, se adquirió un tercer avión, también usado.

Todos los datos relacionados con la compra de esos Boeing se declararon secretos, algo que, según Defensa, no se hecho en esta nueva adquisición de los Airbus, que fabrica un consorcio europeo.

Los 310 que se adquirirán ahora disponen de una vida operativa que se estima superior a los veinticinco años. En su configuración más habitual suele disponer de 220 asientos para pasajeros, una longitud de 45,13 metros, una envergadura (distancia entre los extremos de las alas) de 43,9 metros y una autonomía de vuelo de unos 6.600 kilómetros.

Su adaptación para su uso por el jefe del Estado y el presidente del Gobierno implica la dotación de medidas de seguridad para que las comunicaciones sean secretas y acondicionamiento del interior, por ejemplo, un pequeño dormitorio, entre otras operaciones. Éstas serán realizadas por la empresa pública CASA, "por tratarse de la única empresa que, por razones técnicas, puede realizar las remodelaciones necesarias", según Defensa.

Ese Ministerio no informó ayer de la procedencia de los dos Airbus usados que sustituirán a los Boeing. Éstos, al igual que antes los DC-8, han provocado ya algún incidente en viajes internacionales de altos mandatarios españoles.

Uno de los más sonados ocurrió el 9 de noviembre de 1996 cuando José María Aznar viajaba a Santiago de Chile para asistir a la VI Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno.

Tras repostar en una escala técnica en el aeropuerto de la ciudad brasileña de Salvador de Bahía, y al ir a despegar, se detectó un problema de inyección en uno de los cuatro motores del Boeing 707.

La avería fue reparada, pero retrasó tres horas y media la llegada de Aznar a la capital chilena. El percance, que impidió al presidente del Gobierno recibir en el aeropuerto de Santiago de Chile al Rey don Juan Carlos, tuvo amplia repercusión en los medios de información españoles, informa Servimedia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de diciembre de 2000

Más información

  • Los aviones, de segunda mano, sustituyen a los Boeing 707 actuales