Cartas al director
i

¿A quién culpamos?

Aunque ya sé que ha pasado más de una semana desde el fracaso de la cumbre de La Haya sobre cambio climático, y que lo ocurrido ya es noticia vieja, me he pasado la semana leyendo las teorías del porqué del fracaso, reacciones de expertos y cartas de otros lectores como yo, y me siento obligado a comentar sobre ello.No creo que deberíamos culpar a nuestro Gobierno, o al americano o el australiano, por ser incapaces de adoptar las medidas necesarias para tratar algo que no sólo nos está afectando hoy, pero que nos afectará aún más en las décadas por venir. Todos sabemos que una decisión favorable al medio ambiente será un suicidio político para el que la tome. Ni tampoco creo que deberíamos culpar a las empresas que siguen cortando ese último árbol, acabando con esa última gota de agua y emitiendo otro gramo más de contaminación. Ellos sólo responden a las demandas de nuestro amado mercado libre. ¿Entonces, a quién culpamos?

¡A nosotros mismos! Somos nosotros, los ciudadanos que vamos solos en nuestro coche al trabajo, que tiramos todo a la calle o a la basura sin pensar ni una vez en dónde irá a parar. Somos nosotros, que derochamos agua; total, es un bien público. Somos nosotros, que gritamos con ira cuando suben los precios de la gasolina. Somos nosotros, que rechazamos los productos que no vienen empaquetados en un bonito embalaje de plástico, o si el tomate tarda en pudrirse días en vez de semanas. Somos nosotros....

Pero bueno. Bien lo sabemos todos. Es mucho más fácil culpar a los demás que a uno mismo.-

Juan Sebastián Mariz Chiline. Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 03 de diciembre de 2000.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50