El Consejo de Administración del Betis se enteró de la denuncia por la prensa, según un consejero

Nadie en el entorno profesional de Manuel Ruiz de Lopera, presidente del Real Betis Balompié, ni entre los miembros de su amplio equipo jurídico, atendió ayer las múltiples llamadas telefónicas que recibieron en sus despachos y domicilios desde que, a primera hora de la tarde, comenzó a correr por Sevilla el rumor de que el dirigente bético había sido denunciado en un juzgado sevillano por un presunto delito fiscal.Abogados y dirigentes estaban todos reunidos, y lo estuvieron durante la tarde. De entre los muchos miembros del Consejo de Administración del Real Betis, sólo Manuel Castaño, que también es abogado, mostró públicamente su sorpresa acerca del asunto del que, según dijo, se habían enterado por la prensa. Ni el presidente ni el club recibieron ninguna notificación ni comunicación oficial del juzgado ni de la Agencia Tributaria, aseguró Castaño, que comenzó a trabajar ayer en el asunto desde su despacho profesional.

Más información
Un juzgado de Sevilla imputa un delito fiscal a Ruiz de Lopera

Oficialmente, según afirmó ayer su secretaria, Ruiz de Lopera se encontraba en cama, afectado por una dolencia en las vértebras cervicales. Castaño, que habló con el presidente del Betis durante la tarde, dijo que Ruiz de Lopera estaba "tan tranquilo como puede estar quien se sabe inocente del delito del que se le acusa, aunque expectante porque a nadie le agrada la posibilidad de verse en un juzgado, en el banquillo de los acusados. Castaño confirmó que, tanto él como los asesores legales de Ruiz de Lopera, habían recibido órdenes directas suyas para acudir hoy por la mañana al juzgado de instrucción número 17 de Sevilla, que instruye el sumario por la denuncia presentada por la Fiscalía, y así poder informarse de su contenido, para luego actuar en consecuencia. El consejero se mostró confiado porque "el Betis ha cumplido siempre todas sus obligaciones tributarias y fiscales". "Tenemos la conciencia tranquila", añadió.

"El Betis y los béticos pueden estar muy tranquilos porque no hay nada que temer ya que no se ha cometido ninguna infracción, ni en el apartado penal ni en el administrativo", aseguró Castaño.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS