Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Con la música a otra parte

Las últimas informaciones aparecidas en la prensa sobre la Reforma de las Humanidades nos hacen corroborar, como ya sospechábamos, que se reduce a incrementar las horas de determinadas asignaturas y a reducir a la miseria el horario de otras como la música. Así sucedió también en el borrador de la anterior ministra doña Esperanza Aguirre y según se ve no han pensado mucho más para elaborar el nuevo decreto.Los profesores de música nos preguntamos por qué es precisamente la música la asignatura de la que se puede prescindir en cuanto se pretende realizar un reajuste de horario lectivo. La única respuesta lógica que se nos ocurre es la siguiente: porque las generaciones que hoy están en los puestos de responsabilidad (y muchas más) no estudiaron música, o lo que es peor, estudiaron una asignatura que se llamaba Historia de la Música y que la impartía cualquier profesor (no especialista) que tuviese que completar su horario. Efectivamente, muchas experiencias pudieron ser traumáticas. Ésa es la cuestión: tenemos un país de analfabetos musicales que consideran la música como lo que hicieron de ella durante muchos años: una asignatura de relleno.

Por otro lado, es muy triste constatar que se elimina la música precisamente en pro de las humanidades. ¿Acaso no está la música presente en los discursos de

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de noviembre de 2000