Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol rechaza el pacto con ERC que le reclaman los jóvenes de su partido

Para no perder terreno en el avance de los objetivos políticos, la única opción posible en Cataluña actualmente pasa por pactar con el Partido Popular. Éste fue el mensaje que el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, transmitió a sus cachorros de la Joventut Nacionalista (JNC), el sector más radical de Convergència, ayer en la clausura de su congreso. Pujol, a pesar de calificar de incompleto e inestable el autogobierno de Cataluña, intentó convencer a los miembros de la JNC de la inconveniencia de pactar con Esquerra.

Pujol manifestó entender la defensa del pacto con Esquerra Republicana, que momentos antes le había reclamado el nuevo secretario general de la JNC, por "la coincidencia en la manera de defender lo que es Cataluña". Pero apuntó: "Si no queremos perder terreno y si queremos ir adelante aunque sea haciendo paradas en el camino, debemos hacer lo que convenga hacer, eso sí, sin movernos de donde estamos". No obstante, precisó que inclinarse a un lado o a otro no debe significar perder los horizontes de Cataluña. Por este motivo, Pujol se mostró dispuesto a asumir el riesgo de una posible ruptura con los conservadores si la continuidad del acuerdo supusiera desvirtuar la esencia ideológica del partido o renunciar a los objetivos nacionalistas.A pesar del tono pragmático que el líder nacionalista empleó en su discurso, consciente del público al que se dirigía, Pujol animó a los jóvenes convergentes a tomar el relevo generacional en la defensa del nacionalismo y en conseguir que en el futuro Cataluña consiga las más altas cotas de soberanía. Recordando su ascenso al Aneto, en agosto del pasado año, desde donde precisamente anunció la convocatoria de las elecciones autonómicas, Pujol señaló: "Yo no podré subir al Montblanc, pero vosotros sí".

"Está bien que pidáis ir más allá porque así no nos quedaremos parados en la situación actual", manifestó Pujol a sus cachorros.

Aunque el presidente se esforzó en defender y justificar el acuerdo con el PP en Cataluña y la colaboración en el Congreso, también tuvo críticas para los populares con el fin de contentar a su público. "Tienen tantas ganas de aplastar a los que intentan respirar... Los que aplastan no tienen derecho a enfadarse mientras no acepten planteamientos de incrementos de poder político que también prevé la Constitución", afirmó Pujol, apuntando directamente contra el PP por su oposición a incrementar el poder competencial de la Generalitat y a aceptar el pacto fiscal que defiende CiU.

Tal y como había defendido el sábado en el mismo marco el consejero de Economía y futuro secretario general de CDC, Artur Mas, el presidente catalán señaló que no sería necesario tocar ni una coma del Estatut si algunos partidos, en referencia al PP, no intentaran devaluarlo. Pero Pujol tuvo que defenderse de su alianza parlamentaria con el PP, que en el debate de política general permitió derrotar una moción de la izquierda que reclamaba la modificación del Estatut. "Eran fuegos de artificio para conseguir salir en la foto y poder decir que nosotros [CiU] no podemos avanzar", se justificó.

En el undécimo congreso de la Joventut Nacionalista de Catalunya, celebrado este fin de semana en Santa Susanna (Maresme), se renovó la cúpula del comité ejecutivo. El hasta ahora secretario general de la formación y senador, Jordi Xuclà, se convirtió en el nuevo presidente de la JNC y fue sustituido en el cargo por Albert Batalla.

Críticas por querer cambiar el Estatut

El primer secretario del PSC, Josep Montilla, advirtió ayer a CiU de que cualquier reforma del Estatuto de Autonomía debe hacerse de forma consensuada y nunca desde una perspectiva partidista.El presidente del PP, Alberto Fernández Díaz, calificó de "irresponsable y patético" el anuncio del consejero de Economía, Artur Mas, de que CiU podría impulsar una reforma del Estatut si el PP no apoyara la reforma de la financiación de la Generalitat. "Mas juega con la vigencia del Estatut para ganar el próximo congreso de su partido y contentar a los sectores más radicales", dijo Fernández.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de octubre de 2000

Más información