Un juzgado ordena a Educación que mantenga a un niño en un colegio

Un juzgado de Sevilla ha ordenado a la Consejería de Educación a que "se abstenga de llevar a cabo cualquier actuación que pueda perturbar la continuación de la formación escolar" de un alumno de primer curso de Primaria del colegio concertado sevillano Inmaculado Corazón de María. En el auto, el juez suspende cautelarmente una resolución de la Delegación Provincial de Educación por la que se requería al colegio a que hiciera una nueva baremación.Fuentes del caso dijeron que la urgencia de este auto, con fecha de 6 de octubre, se justifica en que la Junta comenzará el próximo lunes las comisiones de conciliación con los centros concertados y que ha expresado su intención de no mover la ratio de estos centros de 25 alumnos por clase, lo que supondría que los alumnos afectados sean expulsados de los centros. Este recurso se interpuso contra una resolución de la Junta en la que se estimaban parcialmente las reclamaciones interpuestas contra la lista definitiva de alumnos admitidos en el colegio Portaceli de Sevilla.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS