Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda se compromete a mantener RTVE dentro del sector público

El gasto de los organismos autónomos crece el 4,8% hasta 4,94 billones

No cabe duda. Radio Televisión Española (RTVE) y su polémico paso a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) es la estrella entre los organismos autónomos en estos presupuestos. Por si acaso, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró ayer que RTVE seguirá siendo un servicio público tras su traspaso y que el Gobierno no contempla "en modo alguno" una privatización del ente. Montoro explicó que el Gobierno presentará el año próximo al Parlamento un plan económico para modificar el sistema de financiación de RTVE.El objetivo es sanear la deuda de RTVE, que se acerca a 800.000 millones de pesetas, pero entre tanto, el Gobierno reconoce que en 2001 se producirá un desfase entre gastos e ingresos, que obligará a recurrir nuevamente al endeudamiento financiero por un importe de 133.703 millones de pesetas, según la información a la que ha tenido acceso Efe. La subvención oficial a RTVE en 2001 será de 11.043 millones de pesetas, "cantidad idéntica a los cuatro años anteriores".

MÁS INFORMACIÓN

El presupuesto de explotación, los gastos de RTVE, serán de 265.149 millones, a los que se suman otros 23.789 millones en concepto de gastos de capital. El total (288.938 millones) no se compensa con los 146.163 millones de ingresos esperados, un 4,9% más que el presente ejercicio.

Pese a lo abultado de las cifras y a tenor del problema que acumula RTVE, el proyecto de Presupuesto señala que "sus dotaciones son estimativas" como ocurre con el conjunto de organismos del sector público (Paradores, Trasmediterránea, Puertos del Estado, Aeropuertos Nacionales y otros).

En lo que respecta a los organismos autónomos, contarán en el año 2001 con un presupuesto de gastos no financieros de 4,94 billones de pesetas, el 4,8% más que este año, en tanto que sus ingresos ascenderán a 4,75 billones de pesetas, un 5,5% más. Las transferencias corrientes son la mayor partida de gasto (el 79,3%) y el Instituto Nacional de Empleo (Inem) absorbe 2,2 billones (el 54,4%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de septiembre de 2000