Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Califa, triunfador de San Isidro, protagoniza el primer tramo de la Feria de Otoño

El valenciano torea mañana un mano a mano con Miguel Abellán en Las Ventas

La tarde de mañana huele a revancha. "A consagración", prefiere El Califa. El toreo de Játiva regresa a Las Ventas después de que en pleno San Isidro una mala cornada le dejara sin una puerta grande que tenía bien ganada. Poco antes, tras matar a su primer toro, dio la vuelta al ruedo con dos orejas en la mano. "Aquella tarde fue como toda la temporada, con triunfo y cogida, con cara y con cruz", recuerda el diestro y triunfador de la feria. Tras la novillada de hoy, mañana torea en la primera corrida de toros de la Feria de Otoño.

José Pacheco El Califa, de 26 años, se sabe delante de su reválida definitiva. El año entero se le ha ido acaparando titulares. "O una cogida o un triunfo", dice. Acto seguido pasa revista a su reciente currículo de orejas y cicatrices. "La cornada de Madrid me dejó más de un mes en dique seco y, luego, la de San Sebastián de los Reyes... Habré perdido en total unos 20 contratos", afirma, y a continuación revisa la lista de las plazas que le han visto pasear a hombros: "Madrid, Alicante, Albacete, Valencia, Almería... No me puedo quejar".La herida que le dejó un toro de Dolores Aguirre en la mano el 8 de junio fue en realidad la dura y extraña prolongación de otra sufrida mucho antes. En la Feria de Otoño del año pasado, un victorino, el más encastado de cuantos toros pisaron Las Ventas en el 99, le impidió ver el triunfo de Esplá, el logro más meritorio de toda la temporada. "Está claro que todo lo que tengo ahora se lo debo a Madrid y el público lo sabe. Siempre que he venido aquí, ha sido a jugármela, a practicar el toreo puro tal y como lo siento", suelta para justificar tanto y tan seguido infortunio.

Ahora, las cosas han cambiado. La ganadería con la que se medirá no luce fama de dura sino todo lo contrario: los toros de Alcurrucén de los Lozano son menú de figuras. Lejos quedan los astados de Cuadri que lidió primero en Castellón con triunfo, y posteriormente en Madrid el 7 de junio, los de Dolores Aguirre del día siguiente, y su largo y dudoso noviazgo con los de Victorino Martín. Desde que tomara la alternativa el 1 de mayo de 1996, El Califa ha ido recorriendo el camino peor asfaltado del toreo. "Sí que es cierto que desde mi alternativa he tragado y mucho y he toreado los peores toros. Ahora, por así decirlo, voy con otro caché a Las Ventas. Eso quiere decir que ahora se me va a exigir mucho más. Pero eso, cuando se quiere ser figura, es bueno. Que te exijan es lo mejor que te puede pasar", dice.

Y en ésas está. Su regreso a Las Ventas llega en el día estrella de la Feria de Otoño, en un mano a mano con Miguel Abellán, el otro triunfador del ciclo isidril. El madrileño cortó otras dos orejas poco antes (el 2 de junio) que lo hiciera su compañero. "En cuanto me propusieron la corrida", comenta, "acepté. Pese a lo que pueda parecer tampoco llevo tantos contratos este año. Llevo 32. Son más los que he perdido".

Desde su última cogida en el pueblo madrileño de San Sebastián de los Reyes hasta ahora, El Califa sólo ha completado cuatro corridas. "Ya estoy recuperado. Todo olvidado", dice, y continúa cambiando de asunto: "No temo cómo me pueda recibir la afición. Sé que no les voy a defraudar. Nunca lo he hecho. A la vista están mis tres últimas comparecencias. En total han sido dos orejas y dos cogidas. Nadie me puede echar en cara nada. Cuando se da todo y se torea como se debe, no hay sitio para la decepción".

La novillada de hoy reúne a Luis Vilches, Fernández Pineda y Rafael de Julia. Enfrente estarán los novillos de José Vázquez. Mañana, el tan esperado mano a mano entre El Califa y Abellán. El domingo será el turno para José Luis Bote, Uceda Leal y Dávila Miura, que se las verán con el hierro de Sánchez Ybargüen. La semana próxima, el protagonismo es para Víctor Puerto: el sábado 7 de octubre toreará como único espada seis toros de las ganaderías de Sánchez Ybargüen, los Eulogios, Guardiola, M. A. Millares, Carmen Segovia y Guadalest. Un día antes, Las Ventas vivirá una corrida de rejones de Benítez Cubero para los jinetes João Moura, Leonardo Hernández y Fermín Bohórquez. Al día siguiente, la ya tradicional cita con los toros de Victorino Martín verá al triunfador del año pasado, Luis Fancisco Esplá, al mexicano Zotoluco y a José Luis Moreno. El 12 de octubre, en la última corrida de la feria, torean el hierro de Carmen Segovia los diestros Luis de Pauloba, El Renco y El Cid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de septiembre de 2000