Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las fuertes lluvias castigan amplias zonas de Tarragona y el Maresme

Las fuertes precipitaciones registradas ayer fueron especialmente intensas en la comarca del Maresme y en la provincia de Tarragona, donde en algunos puntos llegaron a alcanzar los 100 litros por metro cuadrado. La carretera que une Arenys de Munt y Arenys de Mar tuvo que cerrarse parcialmente a causa de un desprendimiento. El pavimento de esta vía, paralela a la riera se hundió y quedó inutilizado uno de los carriles. Las lluvias provocaron cortes de luz que afectaron a unos 20.000 abonados en toda Cataluña. Los bomberos de la Generalitat efectuaron un centenar de salidas.

Circulación de trenes

En Arenys de Munt las fuertes lluvias caídas ayer hicieron que la riera que atraviesa la población bajara llena a rebosar, arrastrando a su pasoa numerosos vehículos y arrancando algunos árboles. Los árboles, los matojos y la arena que arrastraba el agua redujeron notablemente la capacidad del cajón por el que debe discurrir, con lo que la riera era incapaz de engullir todo el caudal que recibía. El Ayuntamiento cerró los accesos a la población en la carretera N-II porque se encontraban inundados por el agua. Los bomberos tuvieron que retirar una furgoneta que había quedado embarrancada y retirar el agua acumulada en la estación de Renfe.

El Ayuntamiento solicitó ayer a la Agencia Catalana del Agua que revise el estado de la estructura de la riera y que se limpie de forma inmediata la arena acumulada. El alcalde de Arenys de Mar, Santi Fontbona, recordó la necesidad de poner en marcha el plan de evacuación de aguas de las calles adyacentes a la riera principal.

En Montgat la riera desplazó 16 vehículos que estaban estacionados en la riera. En el resto de las poblaciones del Maresme se produjeron problemas similares, aunque de menor importancia.

Las fuertes tormentas afectaron también al suministro de electricidad en varias poblaciones de la zona. Unos 10.000 abonados de la compañía Fecsa-Enher se quedaron sin luz a causa de una avería registrada en tres líneas de media tensión.Renfe también sufrió los efectos de las tormentas y la circulación de trenes permaneció interrumpida a causa de los desperfectos en el sistema de electrificación y señalización. La empresa tuvo que evacuar a los 300 pasajeros de un tren que quedó parado en el interior del túnel de Sant Pol.

En Tarragona, los problemas se centraron en los municipios de Cambrils, El Catllar, Constantí, Els Pallaresos, Riudoms, Valls y Salou, y en los barrios de Sant Pere y Sant Pau, y Sant Salvador, en Tarragona, donde una avería causada por la lluvia en el repetidor de Teletaxi inutilizó el servicio durante toda la mañana. En Vila-seca, un rayo afectó a la estación de bombeo de agua del barrio de La Plana y dejó sin suministro la zona. En Salou, el paseo de Miramar quedó parcialmente anegado debido a la crecida que sufrió la riera de Barenys.

En Girona, las lluvias dejaron sin luz a unas 2. 000 personas.

Según el Instituto de Meteorología, las fuertes tormentas pueden prolongarse hasta hoy a mediodía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de septiembre de 2000

Más información

  • Unas 20.000 personas padecieron cortes de electricidad