Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El certamen Gaudí impulsa el 'glamour' de los creadores

Ausencia de Miró

En la Pasarela Gaudí de Barcelona -del 12 al 14 de septiembre- mostrarán sus propuestas de moda para la temporada primavera-verano de 2001 algunos de los diseñadores más destacados del prêt-à-porter español, entre ellos, Peter Aedo, Guillermina Baeza, Hannibal Laguna, Lydia Delgado, David Valls y Armand Basi. Una de las novedades importantes de este año es el cambio de localización de los desfiles. Todos ellos se celebrarán en un mismo recinto, el Village Gaudí, situado en el Moll de la Fusta, frente al mar. El director de Moda Barcelona, Paco Flaqué, explicó ayer que los organizadores pretenden convertir la pasarela en el "máximo exponente" de la moda española, por lo que han decidido hacer "un cambio de estrategia", con el objetivo de mejorar la calidad de los salones.

Con la separación de la Pasarela Gaudí de los salones de moda que solían acompañarla, que se celebraron el pasado mes de julio, Flaqué Internacional -empresa organizadora de la Pasarela- y Acero -equipo encargado de la producción del Village Gaudi- apuestan por una nueva forma de presentar la moda y lo hacen desvinculando el diseño de la industria.

Los diseñadores convocados a la pasarela -TCN, Peter Aedo y Guillermina Baeza, el día 12; Hannibal Laguna, Lydia Delgado y Armand Basi, el 13, y David Valls, Roger O. y Mila & Tucho Balado, el 14- abordan el encuentro con el objetivo de fomentar la imagen y el glamour de la moda en España.

Junto al cambio de ubicación de la pasarela, la principal novedad de esta edición es la reducción del número de diseñadores que participan en ella. El director adjunto de Moda Barcelona, Àlex Flaqué, indicó que la intención de la organización es que el número de firmas que participen en el encuentro no supere la docena, para mostrar sólo "los máximos exponentes" de la moda, los "más vanguardistas". Moda Barcelona ha decidido también reducir de tres a dos los desfiles de la Pasarela Gaudí por temporada.

Destaca esta vez la ausencia del diseñador Antonio Miró, ocupado en asentar su moda en Nueva York, aunque es un alejamiento temporal.Además de la instalación de la pasarela en una enorme carpa, el Village acogerá otras carpas de menores dimensiones que albergarán instalaciones ajenas al sector de la moda -como restaurantes y bares- y empresas vinculadas al ramo, lo que pretende favorecer el ambiente de convivencia entre los participantes y mantener las actividades desde las 10 de la mañana hasta la una de la madrugada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de septiembre de 2000