Los propietarios de Parque Ansaldo, indemnizados con 1.000 millones

Catorce años después de iniciar la batalla judicial, y tras varias sentencias favorables de diferentes juzgados ordinarios y resoluciones firmes del Tribunal Supremo, 80 de los primitivos propietarios del barrio Parque Ansaldo de San Juan (L'Alacantí) han sido indemnizados por la Generalitat con un montante global de 1.000 millones de pesetas, con lo que se resuelve en parte un largo conflicto que nació en 1982, cuando finalizó la construcción del complejo residencial de 612 viviendas promovido por el Instituto Nacional de la Vivienda. La deficiente construcción y calidad de los materiales de obra desencadenó una cascada de denuncias de los compradores, que en 1986 dejaron de hacer frente a sus hipotecas y acusaron a la Administración de falsedad en documento y estafa. Desde entonces, la degradación del barrio, ahora en proceso de demolición integral, ha sido imparable.La Dirección General de Arquitectura y Vivienda, que heredó el problema con la transferencia de competencias, ejecutó en abril las sentencias del Supremo, a cargo de sus presupuestos de 1999, asumiendo el mandato judicial de indemnizar a los litigantes y resarcirlos de las cantidades pagadas al Hipotecario. El Consell, sin embargo, no hizo pública la ejecución de la sentencia, que ayer confirmó el consejero de Obras Públicas, José Ramón García Antón. Otros 60 propietarios que no suscribieron las querellas reclaman ahora un trato similar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de septiembre de 2000.