Clinton viaja a Nigeria para apoyar al nuevo 'gendarme' de África occidental

El presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, viaja este fin de semana a Nigeria para "mostrar su apoyo a la transición democrática más importante del continente desde el colapso del apartheid", en palabras de su consejero nacional de seguridad, Sandy Berger. Washington desea convertir este país en el gendarme de África occidental, y para ello ha comenzado a entrenar a su Ejército para que éste pueda desempeñar un papel efectivo de pacificación en conflictos como el de Sierra Leona.Clinton no visitó Nigeria en su primera gira africana, hace dos años, en rechazo a la brutal dictadura de Sani Abacha, el general que entonces regía la nación más poblada del continente (115 millones de habitantes). "Nigeria", recordó ayer Berger, "estaba gobernada por un militar que robó al Estado más de 5.000 millones de dólares, protegió los carteles de la droga y los sindicatos del crimen, detuvo a sus adversarios políticos, incluido el actual presidente, Olusegum Obasanjo, mató a otros y convirtió a Nigeria en el país petrolífero [primer productor africano] más pobre del mundo".

Abacha falleció de un infarto en unas misteriosas circunstancias (la prensa local siempre ha mantenido que murió durante una orgía con prostitutas) y fue reemplazado por el general Abdulsalam Abubakar, quien condujo al país, en una ejemplar transición, hasta unas elecciones democráticas en 1999, en las que venció el ex general Obasanjo. Con esta nueva situación, EE UU levantó el veto y envió una ayuda de 108 millones de dólares. Está previsto que Clinton anuncie durante esta visita nuevos fondos para la educación y la lucha contra las enfermedades contagiosas (sida).

Tropas para Sierra Leona

Según Berger, EE UU también contribuirá con instructores y equipo militar a construir "un Ejército más profesional" en Nigeria. De hecho, esta semana han llegado a Lagos los primeros estadounidenses destinados a mejorar la capacidad de las Fuerzas Armadas de este país africano. Washington quiere que Nigeria desempeñe un papel mucho más activo y eficaz en las operaciones de paz en África occidental, por ejemplo en Sierra Leona, dentro de la política de que los problemas de África deben ser resueltos por africanos. El fin es crear una fuerza que evite la implicación de tropas occidentales, como en Somalia.Clinton se entrevistará con Obasanjo y después efectuará una visita a Arusha (Tanzania), a petición de Nelson Mandela, el mediador en la guerra de Burundi, quien trata de articular un acuerdo de paz entre hutus y tutsis. Aunque está previsto que el lunes se firme ese compromiso de paz para Burundi, la situación militar de los últimos (combates y atentados) hace presagiar un posible fracaso.

Tras su gira africana, Clinton viajará a Colombia. Esta semana, el presidente firmó un trámite de excepción para certificar (dar el visto bueno) al trabajo del Gobierno de Andrés Pastrana en favor de los derechos humanos. La certificación es un requisito para que el Congreso apruebe una ayuda de 1.300 millones de dólares (unos 240.000 millones de pesetas) para la lucha contra las guerrilas y el narcotráfico. Clinton reconoció que el Gobierno colombiano apenas ha mostrado avances en materia de derechos humanos, pero EE UU toma la decisión de certificar por su "interés nacional".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS