AGENDA

Virtuosismo y sensibilidad

En 1949, un niño prodigio cautivaba al público argentino en su primer recital público. Desde entonces, la carrera de Bruno Leonardo Gelber (Buenos Aires, 1941) es la de un pianista de raza que, sin el apoyo publicitario de las multinacionales del disco clásico, ha triunfado en los mejores auditorios imponiendo su sensibilidad musical y su virtuosismo técnico. Esta noche, el pianista cierra la 20ª edición del Festival Pau Casals de El Vendrell con un recital en el que toca partituras de dos de sus compositores predilectos, Wolfgang Amadeus Mozart y Fréderic Chopin.La actuación de Gelber tendrá lugar en el auditorio Pau Casals de El Vendrell. El recital comienza a las 22.30 horas, con localidades a un precio único de 2.600 pesetas. En la primera parte del recital, Gelber tocará dos páginas mozartianas, la Sonata núm. 8 KV 310 y la Sonata núm. 11 KV 331, y consagrará la segunda parte a Chopin con tres de sus célebres Estudios y la romántica Sonata núm. 3, op. 58.

El pianista argentino, que a los siete años sufrió un cruel ataque de poliomelitis, vivió su primer gran éxito en el Teatro Colón de Buenos Aires a los 14 años tocando bajo la dirección de Lorin Maazel. Discípulo predilecto de la mítica Marguerite Long, que fue su maestra en París durante tres años, Gelber celebrará el próximo año su 60 aniversario al pie del cañón con una intensa agenda de conciertos y recitales por todo el mundo consagrados al repertorio clásico y romántico.-

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS