Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gibraltar se enfrenta al Reino Unido por la reparación de un submarino nuclear en La Roca

El Gobierno de Gibraltar se enfrentó ayer por primera vez con el Ejecutivo del Reino Unido a causa del submarino nuclear Tireless, que permanece averiado y anclado desde el pasado mes de mayo en el puerto de la colonia británica.El Ministerio de Defensa del Reino Unido pretende reparar el submarino en Gibraltar, pero el Gobierno local, encabezado por Peter Caruana, entre continuas muestras públicas de rechazo, aseguró que no podía "apoyar la continuación de los trabajos de reparación" en La Roca porque Londres había denegado un informe sobre seguridad.

Algunos ecologistas locales y la organización Greenpeace se han opuesto radicalmente a la reparación del submarino en Gibraltar alegando riesgos para la salud y la seguridad de las personas.

Entre estas actitudes de rechazo no han faltado convocatorias de manifestaciones para que la población de la colonia muestre su oposición tajante a las labores de reparación.

El Ejecutivo de Caruana afirmó que han estado esperando que la Administración británica les remitiera el informe para que los propios asesores del Gobierno local pudieran determinar si existe algún peligro para la población.

El Ministerio de Defensa aseguró que los trabajos para arreglar el submarino no suponen ningún riesgo para la salud de los habitantes ni para el medioambiente.

El Tireless, que puede lanzar misiles tomahawk, se vio forzado a atracar en el puerto de Gibraltar después de que se descubriera una importante avería en el sistema de refrigeración. Tras este contratiempo, la Armada británica decidió que se apagara el reactor nuclear.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de agosto de 2000