Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía de Marruecos acusa a la española de herir a un menor

La Jefatura de Policía de la Frontera de Beni-Enzar (Marruecos) ha emitido un comunicado en un periódico de Rabat para desmentir que sea la responsable de la fractura del brazo de un menor acogido en Melilla, al tiempo que acusa directamente a la policía española de los malos tratos que recibió el niño. Ésta es la primera vez que la policía de Marruecos se refiere públicamente a las acusaciones de malos tratos vertidas por los propios menores marroquíes acogidos en la Ciudad Autónoma de Melilla. Así, la Jefatura de Policía de la Frontera de Beni-Enzar niega que el joven hubiese sido maltratado por agentes marroquíes, como denunció el niño.

Igualmente, la policía marroquí mantiene que la edad del citado menor es de 10 años y no de 12, como se ha informado desde el Gobierno de la ciudad autónoma.

El chico fue devuelto por las autoridades marroquíes el pasado 1 de agosto, junto con otros cuatro menores, después de que la policía española intentara su repatriación, que no llegó a realizarse en ese momento porque las autoridades marroquíes afirmaron que estaban en un día festivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de agosto de 2000