_
_
_
_

La puja por las licencias de móvil en Alemania supera a la británica

Cristina Galindo

Los seis contendientes que compiten por una licencia de telefonía móvil multimedia en Alemania ofrecieron ayer en total 6,6 billones de pesetas, por encima de la recaudación récord que logró el Reino Unido en la subasta de abril pasado. La oferta del grupo formado por Telefónica y la operadora finlandesa Sonera alcanzó 1,13 billones de pesetas. Además, la empresa española analiza estos días la posibilidad de presentar una oferta de compra por su socia finlandesa, según un portavoz de Telefónica Móviles.

Más información
FOTO SIN TITULO
Cambio de reglas

El banco de negocios Salomon Smith Barney ha recibido el encargo de Telefónica de estudiar una hipotética oferta por Sonera, la mayor operadora de telefonía móvil de Finlandia con un valor de mercado de 28.000 millones de dólares (5,1 billones de pesetas). No es la única interesada. Otros candidatos, según The Wall Street Journal, son la operadora de telefonía móvil Orange (brazo británico de France Télécom), Deutsche Telekom y BT. Ninguno de los posibles, excepto la española, ha confirmado los rumores, aunque Orange negó ayer su interés por la finlandesa.Éste sería uno de los primeros pasos del Grupo Telefónica desde que César Alierta llegara a la presidencia en julio y confirmaría las tesis de los analistas de que el nuevo equipo se centrará en afianzar el negocio de la telefonía móvil. Entre Sonera y Telefónica hay, en principio, buenas vibraciones. Ambas son aliadas en 3G, consorcio que aspira a una licencia de telefonía móvil multimedia (UMTS o acceso a Internet de alta velocidad) en Suiza y Alemania.

La subasta alemana, que se lleva a cabo estos días, entró ayer en una semana decisiva con un récord: la puja ya alcanza los 6,6 billones de pesetas (39.881 millones de euros), superior a la recaudación del Reino Unido (6,5 billones de pesetas). En España, el Gobierno concedió en marzo cuatro licencias por 86.000 millones de pesetas en un concurso basado en aspectos técnicos y compromisos de inversión. En los otros dos casos, quien más dinero ofrece, gana.

La puja en Alemania avanza más rápido tras la retirada el viernes de Debitel, el consorcio controlado por Swisscom. Los seis supervivientes (ver gráfico) compiten por entre cuatro y seis licencias. La última oferta de Telefónica asciende a 1,13 billones de pesetas por dos frecuencias. Fuentes cercanas a la operadora española contradijeron ayer a algunos analistas, que sugerían que su consorcio no tiene suficiente capacidad financiera para competir. "Tenemos los recursos suficientes", afirmó ayer un portavoz de Telefónica Móviles, que recordó que la operadora está respaldada por una reciente emisión de bonos y que, además, dispone del dinero que se ahorró al abandonar la subasta de UMTS en el Reino Unido.

Sobre la firma

Cristina Galindo
Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_