La Casa de Campo se deteriora por las 'fiestas de solteros' con prostitutas

La Casa de Campo se ha convertido en recinto nocturno para la celebración de fiestas de despedidas de soltero con prostitutas, según denunció ayer Cristina Narbona, portavoz para asuntos de Medio Ambiente del PSOE-Progresistas. Los ediles socialistas han recogido testimonios de varias personas que han comprobado la presencia de autobuses que se desplazan hasta zonas apartadas del gran parque para contratar los servicios de prostitutas y celebrar allí mismo fiestas de despedida de solteros.Uno de los testimonios refiere que sobre la una de la madrugada del pasado martes había un autobús aparcado en un arcén, cerca del teleférico, con "mucho bullicio, música y jolgorio", afirma Narbona. Los cuatro jóvenes que lo presenciaron preguntaron a una de las mujeres qué es lo que ocurría y ésta les confió que "ultimamente están llegando autobuses con despedidas de soltero". "Son servicios que se pagan bastante bien. Las chicas suben un ratito y otras veces son algunos chicos los que bajan", explicó la meretriz.

Además de la suciedad que genera esta actividad, las ruedas de los autobuses en los que llegan los participantes en estas fiestas suelen aplastar hierba y arbustos. Según Narbona, estos hechos agravan el deterioro de la Casa de Campo.

El PSOE urge al gobierno municipal a que cierre la Casa de Campo al tráfico privado

La edil socialista Cristina Narbona afirmó que desde el miércoles está intentando hablar con el cuarto teniente de alcalde, Adriano García-Loygorri, para informarle del grave deterioro que sufre la Casa de Campo, pero que el responsable municipal de Medio Ambiente no le responde.Narbona envió ayer una carta a García-Loygorri en la que señala: "He tenido conocimiento de que se está empezando a poner de moda la celebración de despedidas de soltero, organizadas a modo de excursión en autocar, con las prostitutas del parque. Estos vehículos, junto a los turismos y los todoterrenos que se utilizan para realizar las actividades sexuales, invaden zonas vegetales, provocan destrozos ecológicos difícilmente recuperables, así como una suciedad que nadie se ocupa de eliminar".

La solución a esos problemas pasa, a juicio de Narbona, por la "urgente restricción al tráfico rodado en la Casa de Campo, como ha pedido el PSOE docenas de veces durante los últimos años". El grupo socialista calcula que 800 mujeres -tanto españolas como originarias de países del Este, África y Suramérica- ejercen la prostitución en esa zona verde, mientras que hace un año sólo eran unas 400.

"De los 35.000 coches que pasan diariamente por ese lugar, como mínimo unos 10.000 tienen que ver con el mantenimiento de la actividad de la prostitución. No habría esa actividad si no pudieran entrar los coches privados. La degradación del parque se está produciendo por la inoperancia del gobierno municipal", criticó Narbona.

Adriano García-Loygorri respondió a las críticas de la portavoz socialista a través de una nota en la que se retrotrae a los años en los que el PSOE gobernaba en la Casa de la Villa. "En la etapa del gobierno municipal socialista, cuando este problema era menor, tampoco lograron solucionarlo", afirma García-Loygorri, a la vez que tilda de "demagógica" a Narbona, ex secretaria de Estado de Medio Ambiente.

"Demuestra una total ligereza a la hora de tratar temas medioambientales y no aporta una sola idea constructiva", replica García-Loygorri. "Es absurdo pensar que si impidiéramos el ejercicio de la prostitución en la Casa de Campo terminaríamos con el problema. Sólo conseguiríamos cambiarlo de zona", agregó.

"Hace 10 años, cuando gobernaba el PSOE, no había ese problema en la Casa de Campo y yo no he dicho que el problema de la prostitución se arregle cerrando la Casa de Campo. He dicho que el problema está aumentando y que el PP no hace nada por evitarlo", respondió Narbona.

La portavoz de IU, Inés Sabanés, recordó que el PP se comprometió hace más de un año a "crear un foro de debate permanente, en el que tendrían voz las propias mujeres de la Casa de Campo para buscar soluciones al problema de la prostitución y todavía no lo ha hecho". "Llevamos más de un año con el actual gobierno del PP y aún no han hecho nada. Hay dos problemas diferentes -el de la prostitución y el del medio ambiente- y hay que abordarlos con soluciones diferentes. Es necesario un debate social sobre lo que queremos", concluyó Sabanés.

Por otra parte, operarios municipales han empezado a excavar zanjas para evitar la irrupción de los coches en un valioso robledal, donde los automovilistas usan los servicios de las prostitutas, informa Este bosque suele amanecer sembrado de preservativos, pañuelitos de papel y otros desperdicios. Además, el Ayuntamiento ha decidido aumentar los efectivos de limpieza de la Casa de Campo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS