El gobierno municipal paga la multa de cuatro agentes de Málaga condenados

Cuatro policías locales de Málaga fueron condenados judicialmente, el pasado mes de octubre, por amenazas y coacciones. Cada uno fue multado con unas 200.000 pesetas. Nueve meses después, el Ayuntamiento que gobierna Francisco de la Torre (PP) ha decidido abonar las sanciones económicas impuestas a los agentes locales, en contra de un informe elaborado por la asesoría jurídica, que considera ilegal este pago.Los servicios jurídicos municipales entienden que la conducta de los agentes constituyó una falta dolosa, como quedó recogido en la sentencia del Juzgado de Instrucción número 3.

El Consistorio incluso ha acordado asumir los gastos de asistencia de letrado de los agentes sancionados, aunque con la aclaración de que el abono es excepcional.

El artículo 29 del acuerdo de funcionarios prevé la posibilidad de que sea el Ayuntamiento el que se haga cargo de este tipo de penalizaciones, siempre que la conducta del trabajador no sea dolosa. Aunque en este caso no se da tal requisito, un informe del jefe de la Policía Local, Pascual Sánchez Bayón, justifica que el Ayuntamiento asuma el pago de las multas de los agentes.

Tras el análisis del escrito del jefe de la policía y del fallo judicial, la asesoría jurídica se pronunció en contra del abono por considerar que no se ajustaría a la legalidad.

Sin embargo, este departamento dejó abierta la vía para que la cuestión fuera abordada en la comisión de seguimiento, el órgano competente para interpretar el convenio cuando surgen dudas sobre su aplicación.

Sin aportar la sentencia en la que quedaba constancia de que la conducta era dolosa y por lo tanto estaba excluida de los beneficios del convenio, el tema fue llevado a la reunión que la comisión celebró el pasado 6 de julio. Ese día se adoptó el acuerdo de solicitar a los agentes que "especifiquen de manera individual los importes que han tenido que satisfacer como consecuencia de la sentencia, así como los gastos de asistencia de letrado, para proceder a su abono excepcionalmente por la corporación".

La decisión fue ratificada en la comisión del 2 de agosto, cuando se aprobaron las actas de la reunión anterior.

Los hechos que dieron origen a la sanción impuesta a los cuatro policías locales se produjeron hace más de un año, durante un decomiso de pescado inmaduro en el mercadillo de Huelín. Pese a que los agentes fueron condenados por una infracción penal, el Ayuntamiento no les abrió expediente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción