Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos nueve marroquíes por secuestrar durante 24 días a un compatriota que les debía el viaje en patera

Nueve inmigrantes marroquíes han sido detenidos en Almería por la policía, que no descarta nuevos arrestos, como supuestos autores del secuestro de Hassan M., de 37 años, un compatriota al que mantuvieron retenido durante 24 días y por cuyo rescate pretendían cobrar 300.000 pesetas, el precio de su salto en pateras por el Estrecho hacia la Península. Fue un primo de la víctima quien alertó el pasado viernes a la policía de que M. había sido secuestrado por otros magrebíes tras alcanzar las costas españolas a bordo de una patera. Los agentes le localizaron en una casa rural en el barrio almeriense de La Cañada de San Urbano.

Diez fueron los policías que, acompañados por el primo de la víctima, rescataron a M., que estaba encerrado en el cuarto de baño. En la vivienda fueron detenidos nueve magrebíes de entre 18 y 39 años. Ocho de ellos han ingresado en la cárcel por orden judicial.

El cautivo, según explicó tras ser liberado, estableció contacto hace un mes en Tánger con integrantes de una red marroquí dedicada al transporte ilegal de personas entre su país y España. Le pidieron 300.000 pesetas por ayudarle a cruzar el Estrecho en patera, pero sólo tenía 6.000. Finalmente, accedieron a llevarlo a la Península, pero advirtiéndole de que, una vez en ella, le retendrían hasta que su familia en Marruecos les abonara el importe que le exigían por el viaje.

M. llegó a una playa cercana a Algeciras en una patera en la que viajaban otros 40 inmigrantes indocumentados y, según el relato que hizo a la policía, le recogieron en un coche y lo trasladaron, junto con otras cuatro personas, hasta Almería.

Ahí comenzó su cautiverio. Estuvo encerrado durante 18 días en una casa sobre cuya ubicación no pudo ofrecer datos. Los otros seis días, hasta que fue rescatado, permaneció en una rural situada frente al vivero de la Diputación almeriense.

Durante el registro de la vivienda en la que se localizó al secuestrado, los agentes de la policía hallaron diversa documentación que está siendo estudiada para determinar si tiene alguna relación con el tráfico ilegal de inmigrantes. La policía también se ha incautado del vehículo en el que supuestamente Hassan M. y otros cuatro compatriotas fueron trasladados desde Algeciras hasta Almería, un Peugeot 405 de color marrón con matrícula italiana.

La investigación sobre una posible red de inmigración ilegal la lleva a cabo el grupo UDYCO II (Delincuencia Económica y Organizada) de la Policía Judicial de Almería, en colaboración con el Grupo Operativo de Extranjeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2000