Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba la comparecencia del presidente de la CNMV sin fijar fecha

La Mesa del Congreso admitió ayer a trámite la petición de comparecencia ante la Cámara del presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Juan Fernández-Armesto, para que explique la investigación abierta al presidente de Telefónica, Juan Villalonga. Será la Mesa de la Comisión de Economía la que decida la fecha concreta de la comparecencia. Ayer se alegaban problemas de calendario para que lo haga antes de vacaciones. Telefónica, que hoy celebra consejo de administración, ganó un 4,62% en Bolsa, unos 520.000 millones de pesetas.

La Mesa del Congreso también decidió estudiar con más detenimiento la petición de comparecencia propia solicitada por el vicepresidente de la Comisión, Luis Ramallo, quien acusó a Fernández-Armesto de ocultar la investigacióin realizada sobre Villalonga a los consejeros de la CNMV. Ramallo se atribuyó el pasado domingo la iniciativa de reabrir el expediente a Villalonga. Según la vicepresidenta segunda de la Mesa, la socialista Amparo Rubiales, ahora debe ser la mesa de la Comisión de Economía, que puede reunirse el jueves, la que decida cuándo comparecerá Fernández-Armesto. Como el actual periodo de sesiones termina el viernes, la comparecencia sólo sería posible en julio si la Diputación Permanente del Congreso convoca una reunión extraordinaria de la Comisión de Economía.

Mientras tanto, Telefónica se recuperaba ayer en Bolsa. La revalorización de los títulos da un cierto respiro al presidente de Telefónica y alivia la tensión que envuelve al consejo de administración de la operadora, que se reunirá hoy en Madrid. Telefónica subió ayer un 4,62% en la Bolsa de Madrid, lo que equivale a 520.000 millones de pesetas, y su capitalización alcanzó 11,7 billones. En Nueva York, la operadora también experimentó una fuerte subida. Los analistas explicaban que la recuperación se debe a que Telefónica ha marcado mínimos en las últimas sesiones, por lo que sus acciones son atractiva dentro del sector en el medio y largo plazo.

La subida de la compañía española contrastó ayer con los descensos de sus competidoras en otras plazas bursátiles. France Télécom perdió ayer un 3,43% en París; Deutsche Telekom, el 0,02% en Francfort, y British Telecom, un 0,77% en Londres.

Las filiales de Telefónica también experimentaron alzas significativas. Terra ganó un 1,20%, unos 22.000 millones de pesetas, y TPI-Páginas Amarillas, el 0,27%. La filial de Internet, que llegó a marcar su máximo anual en 139,75 euros el pasado 25 de febrero, cerró ayer a 42 euros por acción y valía 1,95 billones de pesetas. El valor de TPI era ayer de 690.000 millones.

Pese a la recuperación, también la cotización de Telefónica (21,50 euros por título) está lejos de los 33,12 euros que marcó el pasado 6 de marzo, cuando la operadora llegó a valer 18 billones. Las razones de la fuerte caída se encuentran en el deterioro de las relaciones entre Villalonga y el Gobierno, el fracaso de la fusión con la holandesa KPN y la polémica suscitada a partir de la investigación abierta por la CNMV sobre las inversiones con opciones sobre opciones realizadas por Villalonga y otras personas en 1998. La operadora y sus filiales valían ayer 14,3 billones, 300.000 millones menos que al inicio del año.

La investigación reabierta por la Comisión a raíz de las informaciones del diario El Mundo sobre Villalonga han precedido al consejo de administración de hoy, si bien portavoz de la compañía señaló que no está previsto que sus miembros examinen la actuación de Villalonga en 1998. Se respetará el orden del día, centrado en la telefonía fija, Terra y Telefónica Data, según esas fuentes. En ese sentido, las entidades financieras del núcleo estable de accionistas (BBVA y La Caixa) no van a tomar ninguna iniciativa hasta que se conozca la resolución del expediente. .

'Operación Verónica'

Por el momento, fuentes de la compañía aseguran que el consejo de hoy se limitará a analizar las cuentas de la compañía en el segundo trimestre, la marcha de las acciones de Terra con vistas a su fusión con la estadounidense Lycos y, sobre todo, el desarrollo de la Operación Verónica para la compra del 100% de las participadas en Argentina, Perú y Brasil. Las ofertas públicas de adquisición sobre Telefónica de Argentina y las brasileñas Telesp y Telesudeste Celular terminan el viernes próximo. Un portavoz de Telefónica reconoció ayer que los accionistas de estas empresas se muestran reacios a canjear sus títulos por los de la operadora española. Aún así, señaló que se prevé concluir el plan con éxito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de junio de 2000

Más información

  • Telefónica recupera un 4,62% en Bolsa un día antes de celebrar su Consejo de Administración