Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VERBENA DE SANT JOAN

Un cohete mata a una joven de 18 años en Arenys de Mar

La chica asistió a una verbena donde estaba prohibido el uso de material pirotécnico

La verbena de Sant Joan se tiñó ayer de sangre en Arenys de Mar (Maresme). Una chica de 18 años, Montserrat Vilanova, murió como consecuencia de la explosión de un cohete, que le produjo heridas de extrema gravedad en el pecho. La joven se encontraba con un grupo de amigos en un baile al aire libre, donde estaba prohibido el lanzamiento de petardos y de todo tipo de material pirotécnico.

Los hechos sucedieron poco antes de las tres de la madrugada, cuando un proyectil explotó en medio de las aproximadamente 1.000 personas que participaban en ese momento en la verbena, mientras el grupo que debía amenizar la velada -La Salseta del Poble Sec- estaba en los prolegómenos de su actuación. Entre los asistentes se encontraba el hermano de la víctima. El cohete de caña fue lanzado desde fuera de la zona donde se celebraba la verbena. Según señalaron fuentes municipales, el proyectil explotó a un palmo del cuerpo de la chica y le produjo las heridas que serían irreversibles. La explosión también causó heridas a un amigo de la víctima, Claudio Domingo, de 25 años, que sufrió heridas leves en la cara y en los ojos. Las investigaciones se centran en determinar la procedencia del cohete. La hipótesis sobre la que trabaja la Guardia Civil es que se lanzó desde un montículo cercano -La Penya del Mal Temps- o bien desde un bloque de pisos, ambos situados a una distancia del lugar entre 150 y 200 metros. De ser así, el cohete debió cruzar los cuatro carriles de la carretera Nacional II así como la vía del tren. El concejal Vicenç Martí, que el viernes por la noche ejercía de alcalde accidental, se encontraba en el baile, por lo que fue testigo de primera mano del suceso. Martí calificó el hecho de "gamberrada" y explicó que por su trayectoria descendente el proyectil "fue lanzado de forma premeditada". Y añadió: "El cohete pasó entre la gente, por lo que vimos directamente su trayectoria". Según el edil, diversos testigos confirman que el instrumento pirotécnico procedía de los alrededores de La Penya del Mal Temps. La joven fue atendida inmediatamente por el médico de la población, que también se encontraba en el lugar celebrando la verbena. Pocos minutos después llegó una ambulancia de la Cruz Roja y se inició el traslado de la chica hasta el hospital de Sant Jaume de Calella, acompañada por el concejal de Urbanismo. Ante la extrema gravedad de la paciente, los equipos sanitarios dieron la alarma a una ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas (SEM), dotada de medios técnicos y humanos para atender situaciones de máxima urgencia. Ésta recogió a la paciente a la altura de Canet de Mar, donde fue trasladada desde la primera ambulancia. No obstante, la chica falleció antes de llegar al centro hospitalarioPASA A LA PÁGINA 4

El Ayuntamiento de Arenys de Mar decreta tres días de luto

VIENE DE LA PÁGINA 1 Nada más conocerse el fallecimiento, se suspendió el baile y se desalojó la zona. "La gente tuvo una actitud muy respetuosa y aplaudió en señal de duelo", explicó el concejal de Urbanismo, Vicenç Martí. El edil exigió controles estrictos en la venta de ciertos productos pirotécnicos. "Es un hecho que nos debe hacer reflexionar a todos; no es normal que pongan al alcance de cualquier perturbado una bomba de estas características".

Ayer por la tarde, el forense practicó la autopsia al cuerpo de la chica. Los funerales y el entierro de la víctima se celebrarán probablemente mañana.

La junta de portavoces del Ayuntamiento de Arenys de Mar, integrada por todos los grupos municipales, se reunió a las cinco de la madrugada con carácter de urgencia para analizar la situación. La junta decretó tres días de luto y acordó suspender todos los actos festivos del fin de semana, entre ellos la 3ª Feria Mágica y la 18ª Feria del Solsticio de la población. Asimismo, el Ayuntamiento tiene previsto presentarse como acusación particular.

El alcalde de Arenys de Mar, Santiago Fontbona, hizo ayer un llamamiento a los ciudadanos para que aporten información que pueda ayudar a esclarecer el caso. "Pido la máxima colaboración de toda aquella persona que sea testigo o tenga pruebas de lo que pasó", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de junio de 2000

Más información