LA CRISIS DEL PAÍS VASCO

Chaves advierte al 'lehendakari' de que el PSOE no entrará en ningún "frente" contra el PP

Tras su fracasada reunión del pasado jueves con el presidente del Gobierno, José María Aznar, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, se reunió ayer en un clima muy distinto con el presidente de la Comisión Política del PSOE, Manuel Chaves. Éste explicó luego que la diferencia básica entre los socialistas y los populares es que ellos no apuestan por "la estrategia de la confrontación", en la que aseguran que ha entrado el Ejecutivo que dirige Aznar.Pero, a partir de ahí y reafirmando que las relaciones entre el PNV y el PSOE se basan en "un respeto mutuo" a las posiciones de ambos, Chaves quiso dejar muy claro que los socialistas coinciden básicamente en las posturas de La Moncloa. Y no sólo eso. El PSOE considera que no es posible avanzar en la solución de la crisis del País Vasco sin contar con el PP, por lo que dijo que le ha comunicado muy claramente a Ibarretxe que los socialistas no aceptarán entrar en una mesa de diálogo en la que no esté el PP. "No vamos a establecer ningún frente contra el PP", afirmó el presidente de la Junta de Andalucía.

Más información

Las críticas por la posición del PSOE -los populares le acusan de ambigüedad- surgen sobre todo por la aprobación la pasada semana, en el Parlamento de Vitoria, de una propuesta de los socialistas vascos para crear una nueva mesa por la paz pese a los votos en contra del PP, EA y EH. Chaves mantuvo ayer la validez de esta iniciativa, que tiene dos condicionantes básicos: que el PNV haga un gesto para sellar definitivamente la muerte de Lizarra y que rompa los pactos con EH que mantiene en varios ayuntamientos. El líder socialista se mostró optmista tras su reunión con Ibarretxe y dijo que éste le ha anunciado que, a corto plazo, se van a cumplir esas peticiones.

En todo caso, Chaves reafirmó que el PSOE no va a apoyar al Gobierno de Ibarretxe, en minoría tras la ruptura de su acuerdo con EH por los últimos asesinatos de ETA. Los socialistas se conforman, de momento, con pedir calma tanto al PP como al PNV y apostar por el diálogo. Por ello Chaves valoró de forma muy negativa el resultado de la reunión Aznar-Ibarretxe: "No contribuye a rebajar la tensión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de junio de 2000.

Lo más visto en...

Top 50