Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GESTIÓN - PLAN PEDAGÓGICO CONTRA LA VIOLENCIA

Títeres para la convivencia

El instituto de enseñanza secundaria García Morente, de Entrevías, combate con mucha cultura participativa los problemas de marginación que sufren algunos de sus 200 alumnos.Hace un año, el centro sufrió actos vandálicos de algunos menores. La amarga experiencia se resolvió, pero lo sucedido quebró algunos plantemientos de partida del equipo educativo. Teresa Fombellido, jefa de estudios, resume la reflexión: "Debíamos cambiar el estilo educativo". "A estos chicos", continúa, "lo más importante es enseñarles respeto y tolerancia".

Esa convicción, junto con la consideración de que se trata de un alumnado, por regla general, con una baja autoestima, llevó al profesorado a adoptar "un estilo educativo" que parte, fundamentalmente, "del afecto". Con todos esos ingredientes, un profesor de música, David Rigault, que preparaba con sus alumnos algunas piezas para representarlas a fin de curso, y la joven profesora de educación plástica, María José Gómez, empezaron a gestar lo que algún docente describe como "el mejor trabajo" que han hecho " como educadores".

Se trata del montaje Títeres para la convivencia, en el que han trabajado 60 chavales, no sólo en escena, sino construyendo el teatrillo, tras el que manipulaban los muñecos, o los proyectores que utilizan para hacer sombras chinas. Ayer exhibieron la obra (de nueve números, con música en directo) para otros centros de la zona, pero, independientemente del resultado, la verdadera bondad de la iniciativa radica en la dinámica que ha abierto en la convivencia en el centro y en la propia consideración de los chicos hacia su trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de junio de 2000