Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía dará un localizador por satélite a las maltratadas

El aparato se entregará a las víctimas con mayor peligro

La Dirección General de Policía y el Ministerio de Asuntos Sociales anunciaron ayer la inmediata distribución de un prototipo de teléfono móvil para víctimas reiteradas de malos tratos. El célular irá dotado del sistema GPS para localizar inmediatamente a las mujer y conectarla con la policía en caso de peligro. El aparato permitirá escuchar y grabar lo que suceda en el entorno de la víctima.

El uso del nuevo aparato se ha ensayado de forma experimental y con éxito en los últimos meses entre madrileñas víctimas de la violencia doméstica, según explicó el director general de la Policía, Juan Cotino. La iniciativa partió de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia, que pidió a la policía que prestase una atención especial a los casos de malos tratos reiterados. Cotino anunció la iniciativa durante la presentación de las nuevas instalaciones del Servicio de Atención a la Mujer (SAM) en la sede de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. La directora del SAM, la inspectora Elena Palacios, explicó que este servicio funcionará las 24 horas del día y estará atendido por 25 agentes especializados. De momento sólo hay un hombre trabajando en la unidad, el resto son mujeres policía tituladas en filología, historia o psicología. Todos los policías cuentan con una formación específica para atender a mujeres "con la autoestima por los suelos, bloqueadas y que requieren de un trato adecuado y especializado", explicó Palacios. Este modelo de servicio se extenderá a lo largo del año a otras 20 jefaturas policiales de España.

27 homicidios

Entre enero y mayo de este año murieron asesinadas 27 mujeres a manos de sus maridos o compañeros frente a las 30 del mismo periodo de 1999. En cuanto al número de denuncias, en los primeros cinco meses de 2000 se denunciaron 5.679 delitos y faltas de malos tratos, casi un 3% menos que en los cinco primeros meses del año pasado. Estas cifras no incluyen los delitos cometidos en la demarcación de la Guardia Civil.

Del total de denuncias, 1.827 corresponden a delitos relacionados con la violencia doméstica (27 de asesinato, 254 de lesiones, 1.544 de maltrato físico habitual y dos de trato degradante) y el resto, 3.852, a faltas. De los 27 asesinatos, cinco ocurrieron en Madrid, tres en Barcelona y otros tantos en Valencia y Santa Cruz de Tenerife. La policía también ha puesto en marcha una campaña entre las comisarías cuyo objetivo es informar a los agentes para enfrentarse a casos de malos tratos y cómo deben atender a las víctimas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de junio de 2000