La dimisión de 4 ministros ultraortodoxos amenaza al Gobierno de Israel

Los cuatro ministros del partido ultraortodoxo israelí Shas presentaron ayer su dimisión en el Gobierno de coalición de Ehud Barak. La salida del Ejecutivo de estos ministros (Asuntos Sociales, Infraestructura, Sanidad y Asuntos Religiosos) se cumplirá dentro de dos días, lo que permite un último plazo de negociaciones (reanudadas ayer por la tarde) con el Gobierno para tratar de solventar la crisis, que dura ya tres semanas, y en la que se mezclan reivindicaciones económicas con desacuerdos políticos sobre el proceso de paz.Rafael Pinjasi, secretario general del Consejo de Sabios de la Torá (órgano máximo de dirección del partido Shas), presentó ayer ante la oficina del primer ministro, Ehud Barak, la carta de dimisión, que lleva aparejada la retirada del apoyo parlamentario al Gobierno, dejando a la coalición gubernamental con sólo 51 diputados sobre un total de 120 escaños.

La decisión ha sido interpretada en Jerusalén como un último intento de los ultraortodoxos religiosos por presionar y arrancar al Ejecutivo importantes subvenciones para financiar la red de escuelas y guarderías de ese partido. El Gobierno, que en principio ha aceptado financiar con 25 millones de shekels (150 millones de pesetas) esta red de centros de enseñanza, ha asumido también otras demandas. Pero parece negarse a otras reclamaciones. Al margen de las razones puramente económicas, el Gobierno de Ehud Barak opina que las exigencias y la salida del Shas del Ejecutivo esconden un segundo objetivo político: bloquear el proceso de paz con los palestinos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción