Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS EN EL PAÍS VASCO

El Gobierno ve incoherente que el PSOE apoye el nuevo foro de paz

El presidente del Gobierno, José María Aznar, expresó ayer su preocupación por la "falta de coherencia" mostrada últimamente en el País Vasco por parte de fuerzas políticas de carácter nacional, en clara alusión al PSOE, que apoyan la propuesta del lehendakari, Juan José Ibarretxe, de abrir un nuevo foro de diálogo boicoteado por el PP. Aznar explicó que recibirá de buen grado las propuestas de Ibarretxe en la entrevista que mantendrán mañana, pero reiteró que su posición es conocida y no será alterada.Aznar dejó claro que no aceptará una mesa de diálogo que no pase por la recuperación del pacto de Ajuria Enea y la ruptura del PNV con EH en los acuerdos de Lizarra. "Con mucho gusto", dijo, "mantendré esa entrevista [con Ibarretxe], y espero escuchar sus propuestas, pero mi posición es bien conocida. Como saben, yo no tengo dos palabras. Sólo una, tanto en público como en privado. Esperaré de esa entrevista [...] algunas iniciativas o propuestas que tengan alguna novedad sobre lo ya conocido".

Preguntado sobre la actitud del PSOE en el nuevo escenario planteado por el lehendakari, Aznar criticó el supuesto giro de los socialistas: "Me preocupan algunas actitudes que veo últimamente en torno a situaciones o temas delicados en el País Vasco, donde los ejercicios de coherencia son los ejercicios mínimamente exigibles a todas las fuerzas políticas, especialmente a aquellas que tienen un carácter nacional".

Sobre la candidatura del presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, a la secretaría general del PSOE, Aznar explicó que no forma parte de sus intenciones dedicarse "a resolver las cuestiones internas del PSOE". "Sólo me interesa", dijo, "que el PSOE pueda ejercer la oposición con coherencia y pueda convertirse en el futuro en una alternativa de Gobierno. Y naturalmente que tenga algún proyecto global para España".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de junio de 2000