Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las infracciones juveniles casi se duplican en un año, según datos de la Fiscalía

Las agresiones sexuales cometidas por menores se reducen a un tercio

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha registrado en el último año un incremento del 88,32% en la delincuencia juvenil. En 1999 los fiscales contabilizaron 4.516 infracciones penales cometidas por menores de edad, casi el doble que las 2.398 del año anterior.Hacía muchos años que la Fiscalía no registraba un incremento de los delitos juveniles tan importante. De hecho, de 1995 a 1998 las infracciones cometidas por los menores de edad apenas aumentaron un 10,80% y en algunos ejercicios disminuyeron los delitos.

También hacía bastantes años que no aumentaban los homicidios cometidos por menores de edad. En los cuatro años anteriores sólo se registraron dos casos, mientras que el año pasado se contabilizaron tres homicidios atribuidos a adolescentes.

El mayor incremento, del 115,81%, se ha registrado en los delitos contra la propiedad, aunque los delitos contra las personas también han sufrido un aumento del 76,14%.

Los delitos por robo, agresión, daños, amenazas y allanamiento también fueron superiores a los cometidos en 1998, según el informe de la Fiscalía. De la docena de infracciones penales catalogadas, los delincuentes juveniles han superado con creces los de 1998 en todos los casos, salvo en dos: los delitos contra la libertad sexual (violaciones y tocamientos), y los robos y usos ilegítimos de vehículos.

Las agresiones sexuales protagonizadas por menores se han reducido a una tercera parte. Se han contabilizado 50 casos frente a los 173 de 1998 o a los 86 de 1997. Mientras que los robos de vehículos han sufrido un descenso del 34% y han vuelto a las cifras de 1999 (234 delitos).

Pero en las 10 infracciones penales restantes los delincuentes juveniles se han superado con creces y en ocho fechorías han duplicado, al menos, su actividad delictiva. Sobre todo, se han disparado los robos, que se han triplicado: de 513 a 1.577. Además, se han duplicado los hurtos (de 228 a 663) y los allanamientos de morada (de 15 a 31).

La cifra de menores de edad que han desfilado por la Fiscalía acusados de traficar con drogas se ha duplicado en un solo año. Frente a los 11 adolescentes a los que se atribuía un delito contra la salud pública en 1998, el año pasado la cifra se disparó a 25.

Una precocidad en el mercado de la droga que preocupa a los profesionales dedicados a la reeducación de menores. "Se dedican al trapicheo para pagarse las drogas que ellos mismos consumen, sobre todo las drogas de síntesis", destaca un educador.

Más vandalismo

Con respecto al vandalismo juvenil, los datos de la Fiscalía demuestran que los incendios de vehículos atribuidos a adolescentes, que tanta alarma social generaron en Valencia durante la Semana Santa, sólo son la punta del iceberg. En 1999 se registraron 716 delitos de daños cometidos por menores, lo que supone un incremento del 68,47% con respecto a 1998. Un incremento más preocupante aún si se tiene en cuenta que entre 1995 y 1998 sólo aumentó un 22%.

La investigación universitaria dirigida por la profesora Petra María Pérez que desvela que muchos adolescentes refuerzan su autoestima a través de la violencia queda corroborada por los datos de los fiscales: los menores han causado lesiones a 670 personas, lo que supone un aumento del 13,75% con respecto a 1998. Además, suman 357 casos de amenazas y otros 264 de insultos.

La estadística muestra que la cifra de diligencias incoadas por la Fiscalía de Menores se ha disparado un 80,6% desde 1995 y que el número de expedientes abiertos ha aumentado un 63,19%. Ante este ingente volumen de trabajo y el incremento que se avecina con la entrada en vigor de la nueva Ley de Responsabilidad del Menor, los fiscales reclaman un importante aumento de personal e instalaciones mucho más amplias para no acabar totalmente desbordados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de junio de 2000