Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un funcionario de inmigración de EEUU, culpable de espiar para Cuba

Un jurado federal declaró ayer culpable de espiar para Cuba al funcionario hispano de más alto rango en la oficina de Miami del Servicio de Inmigración y Naturalización de Estados Unidos (INS). Mariano Faget, cubano de 54 años, ha sido condenado por violar las leyes de espionaje estadounidenses, revelando secretos y mintiendo sobre sus relaciones con diplomáticos cubanos. Los 11 miembros del jurado, seis de ellos cubanos, lo encontraron culpable de los cuatro cargos de los que había sido acusado. Faget será sentenciado en Miami en agosto y, según el código federal, podría enfrentarse hasta a diez años de cárcel. En febrero, los directores del FBI y el INS en Miami le tendieron una trampa. Se reunieron con él para pedirle ayuda ante la inminente y falsa deserción de un diplomático cubano. Faget ofreció su colaboración mientras las cámaras del FBI rodaban el encuentro, y luego llamó a uno de sus contactos en Nueva York, el empresario cubanoamericano Pedro Font, para avisarle.

Además de una grabación de 12 minutos de la conversación con Font, el jurado vio un vídeo en el que Faget se entrevistaba con José Imperatori, un diplomático de la Sección de Interes de Cuba en Washington, que fue expulsado de Estados Unidos a raíz del caso de Faget.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de mayo de 2000