Cinco veces más caro que la cárcel

En las cárceles españolas hay 835 jóvenes de entre 16 y 20 años, según la estadística de Instituciones Penitenciarias al 31 de diciembre del año pasado. En enero de 2001, cuando entre en vigor la Ley del Menor, no habrá ningún menor de 18 años en prisión. Esto supone un coste añadido para las comunidades. Instituciones Penitenciarias no ha sabido precisar cuánto le cuesta mantener a un preso, pero el consejero andaluz de Asuntos Sociales, Isaías Pérez Saldaña, asegura que ronda las 6.000 pesetas diarias. Si esa cifra es correcta, cuando pasen a los centros de menores, con su atención especializada y sus programas formativos, el coste se disparará hasta las 32.000 pesetas, según la media calculada a partir de las estimaciones de siete comunidades autónomas, del PSOE y del PP: desde las 39.365 de Aragón a las 26.000 de la Rioja.

Más información
Seis autonomías piden que se retrase la Ley del Menor por falta de fondos para aplicarla La fiscalía avisa de que el aplazamiento supondrá que los adolescentes penados sigan en prisión

Sobre la firma

Amaya Iríbar

Redactora jefa de Fin de Semana desde 2017. Antes estuvo al frente de la sección de Deportes y fue redactora de Sociedad y de Negocios. Está especializada en gimnasia y ha cubierto para EL PAÍS dos Juegos Olímpicos y varios europeos y mundiales de atletismo. Es licenciada en Ciencias Políticas y tiene el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS