Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ansuátegui: "La policía aguantó una hora y media de provocaciones"

El delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Javier Ansuátegui, aseguró ayer que la carga policial efectuada el pasado miércoles en Cibeles fue proporcionada y después de que los agentes "aguantaran hora y media el lanzamiento de objetos, provocaciones e intentos de asaltar la fuente" por parte de algunos de los concentrados para celebrar la victoria del Madrid en París. Pedro Sabando, portavoz del PSOE-Progresistas en la Asamblea, tildó la actuación policial de "demasiado violenta" e "indiscriminada".

Ansuátegui visitó en la mañana de ayer, de forma oficial, la sede del Parlamento regional, en la avenida de Pablo Neruda, en el distrito de Puente de Vallecas. Fue recibido por el presidente de la Cámara, Jesús Pedroche, quien le mostró las dependencias parlamentarias al completo.Sin embargo, en los pasillos de la Asamblea, la noticia no fue la visita, sino la carga policial del pasado miércoles en la plaza de Cibeles, después de que el Real Madrid consiguiera su octava Copa de Europa.

El delegado mantuvo en todo momento que la carga fue proporcionada y "después de esperar durante hora y media a que los violentos se calmaran".También quiso dejar claro el Delegado del Gobierno que el dispositivo policial del miércoles, como el de ayer, jueves, y el de hoy, sábado, en la plaza de Neptuno, en el supuesto de que el Atlético de Madrid se haga con la Copa del Rey, habían sido "diseñados" por el anterior delegado, Pedro Núñez Morgades. "El señor Morgades ha dejado los deberes bien hechos".

Ansuátegui insistió en que los verdaderos responsables de la carga no fueron los policías, sino los "provocadores" , comparando los festejos del miércoles con los de la tarde del jueves. "A pesar de ser el mismo dispositivo policial, como no hubo provocadores, no hubo ningún problema".

Por su parte, el alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, se mostró molesto por que todos los jugadores del Real Madrid se subieran a la fuente de la diosa Cibeles pese a su recomendación de que sólo lo hicieran dos. "Esto era absolutamente innecesario", dijo, "pero, como comprenderán, no vamos a apalear a los jugadores porque se pasaran en lo que habíamos solicitado". En tono distendido, tras anunciar que les daría "un tirón de orejas", el regidor señaló: "No estoy por la labor de meter a Raúl en la cárcel".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de mayo de 2000

Más información

  • El alcalde da "un tirón de orejas" a los jugadores del Real Madrid